El “Aida Aura”, último crucero del mes, trae a la ciudad a cerca de 1.800 turistas

El “Aida Aura” recaló a primera hora de la mañana de ayer en la dársena local con 1.800 pasajeros abordo, algunos de los cuales pasaron la mañana en la ciudad naval | d. a.
|

Prosigue la llegada de grandes cruceros a la ciudad. El último en hacer escala ha sido el “Aida Aura” de la compañía naviera alemana Aida Cruises, que arribó a la dársena de Curuxeiras procedente de Lisboa a primera hora de la mañana de ayer. Es habitual que estos buques pasen la noche en navegación y lleguen temprano a puerto para que los turistas que viajan a bordo puedan aprovechar el día para hacer excursiones o recorrer la ciudad de destino. El Aida, que no es la primera vez que recala en aguas ferrolanas, partió de Curuxeiras rumbo a la británica isla de Guernesey pasadas las siete de la tarde con unos 1.800 pasajeros a bordo.

En lo que va de año seis cruceros han atracado en el muelle de Curuxeiras para conocer la ciudad o realizar excursiones a otros lugares del territorio. 
Menos de los contratados inicialmente, ya que tres trasatlánticos han cancelado su escala en Ferrol debido a que sus rutas estuvieron azotadas por fuertes temporales a principios de año. No obstante, hasta la fecha han arribado a la ciudad departamental más de 11.300 pasajeros.

Próximas escalas 
Tras el Aida Aura recalarán en aguas ferrolanas en los próximos meses el “Star Pride”, que tiene prevista su llegada el próximo 8 de junio. 
Se trata de un crucero mucho más pequeño que los anteriores, de la compañía naviera Windstar, que cuenta con una pasaje relativamente escueto, compuesto por unas 350 personas, de las cuales unas 200 son pasajeros y el resto tripulación. Según las previsiones, el barco llegará a las diez de la mañana y partirá a las seis.

Tras este, ya a finales de agosto, atracará en Curuxeiras el “Seven Seas Navigator”, con unas 800 personas abordo y procedente de Bilbao en una ruta que los llevará hacia Oporto. Este crucero recalará en Ferrol en torno a las diez de la mañana y partirá pasadas las siete de la tarde.
Desde el departamento comercial de la Autoridad Portuaria trabajan todo el año en la búsqueda de nuevos acuerdos que permitan la llegada de otros barcos a Ferrol. El contacto directo con navieras y turoperadores va dado sus frutos y se trabaja para poder superar el record anual de amarres, establecido en 25 desde el año 2014.

El “Aida Aura”, último crucero del mes, trae a la ciudad a cerca de 1.800 turistas