Baloncesto Narón, el poder del grupo

Equipo baloncesto de Narón A Solaina
|

Hay generaciones que apuntan maneras desde el inicio de su etapa deportiva y esta es una de ellas. En ocasiones es el talento, en otras el trabajo y, la mayoría, es la suma de ambos la que permite que un grupo destaque sobre el resto. En el caso de la formación cadete del Baloncesto Narón, los dos elementos parecen haber confluido para catapultarlo al Campeonato de España. Sin embargo su presencia en el Nacional no es, ni mucho menos, el punto final de su temporada. Llegar aquí no es suficiente para este equipo. Ahora toca disfrutar, pero también ser competitivo y, sobre todo, sacarle provecho y aprender al máximo de una experiencia irrepetible.
Su temporada está siendo tan larga como brillante. Sin plaza en la Liga Gallega, tuvieron que ganarse un puesto en la competición autonómica en una previa en la que ya apuntaron cuál podía llegar a ser su verdadero potencial. El primer objetivo estaba cumplido, pero quedaba todavía lo mejor. La competición de Copa acabó de convencerlos de sus posibilidades. Hacía dos temporadas ya habían lidiado con los mejores, pero esta, demostrando mayor rodaje que sus rivales, añadieron el título a las vitrinas de la entidad naronesa reivindicándose como una de las escuadras de referencia en el ámbito autonómico.
Su trayectoria en la liga no hizo más que confirmarlo y, así, ocho meses después del arranque de su temporada, tras disputar 36 partidos –entre previa, copa y liga– y con solo tres derrotas en el cómputo global, el Baloncesto Narón se ganó por méritos propios su derecho a estar en el Campeonato de España, tras acabar la competición de la regularidad en segunda posición, empatado con el campeón –el Estudiantes–, con solo dos traspiés en el campeonato, exhibiendo la mejor defensa y siendo el tercer mejor ataque de la categoría. “Que doce o trece chavales de aquí, de la comarca, se junten para practicar baloncesto y consigan todo lo que han logrado... es para valorarlo mucho”, reivindica su técnico, Héctor Piñeiro, que recuerda que, desde principios de los noventa, ninguna formación de Ferrolterra ha acudido a la fase final de un Campeonato de España.

Claves
Después de tres temporadas y media al frente del equipo, nadie como él los conoce para evaluar que este éxito obedece a la suma de muchos factores. Nadie niega que tienen talento pero, además, “son un grupo muy trabajado, que se conoce desde hace tiempo, y ese trabajo que se ha venido haciendo durante estos años ha ido sumando. Al margen de que la generación sea muy buena”. El técnico también tiene palabras de agradecimiento para los responsables del club, que se han volcado para ofrecerles las mejores condiciones de trabajo posibles y que ahora realizarán un esfuerzo extra para poder estar presentes en este Nacional.
La plantilla naronesa es realista. Ni son el mejor equipo ni tienen la experiencia de muchos de sus rivales... pero tienen “hambre”, ganas de hacerlo bien y, por eso, no renuncian a nada en un Campeonato de España en el que, sobre todo, quieren ser competitivos. “Tenemos que pensar en hacerlo bien, en competir, pero que también nos sirva a todos de aprendizaje, porque muchos de nosotros a lo mejor nunca vamos a vernos en una competición así de nuevo”, sentencia Héctor Piñeiro.

Baloncesto Narón, el poder del grupo