Homenajean a las corporaciones de la comarca que fueron represaliadas

Ofrenda floral frente a los retratos del ferrolano López Bouza y el coruñés Ángel Casal
|

La Diputación de A Coruña realizó ayer un acto de homenaje a los miembros de las corporaciones locales que fueron represaliados tras el golpe militar franquista de 1936, entre ellos los ferrolanos José López Bouza y Xaime Quintanilla.
El presidente de la Diputación, Valentín González Formoso, destacó la importancia de “contribuír a recuperar a memoria e a dignidade dos milleiros de persoas que sufriron con dureza a represión franquista por defender a liberdade e a democracia no noso país” y, al repasar a cada uno de los alcaldes, destacó especialmente la figura de José López Bouza. El ferrolano ocupaba la presidencia de la Diputación en 1936 y fue ejecutado el 30 de agosto de ese mismo año en el cementerio de Canido.
“Hoxe é un día feliz porque, aínda que sexa simbolicamente, José López Bouza e Ánxel Casal volven a presidir un acto da Deputación da Coruña”, añadió. Los retratos de ambos se situaron durante todo el evento frente a la mesa presidencial y, para finalizar, tuvo lugar una emotiva ofrenda floral en la que participaron familiares de las víctimas, y miembros de las distintas corporaciones que se encontraban entre el público, así como el presidente y la vicepresidenta de la Diputación, Goretti Sanmartín.
Fue precisamente Sanmartín la encargada de citar uno a uno los nombres de todos los alcaldes asesinados, entre ellos muchos de la comarca de Ferrolterra como Jesús Castaño Galdo (Mañón), Manuel Fernández (Cedeira), Alejandro Porto (Serantes, que fue anexionado a Ferrol en 1941), Juan Prieto (Mugardos), Álvaro Puentes (Cabanas), Pablo Rico (Monfero) y Ramón Souto (Fene). También el ferrolano Xaime Quintanilla, antiguo alcalde de Ferrol que formaba parte de la Diputación, o Alfonso de Cal, de Valdoviño.
Por último, se destacaron otras formas de represión al margen del asesinato como las sufridas por los alcaldes de Ares y Ferrol, Benito Feijóo y Antonio Santamaría, que se vieron obligados a huir a Francia. Tampoco se quiso dejar fuera del recuerdo a los distintos miembros de las corporaciones y trabajadores públicos represaliados, al mismo tiempo que se anunció una investigación para elaborar una lista con todas las víctimas.

Homenajean a las corporaciones de la comarca que fueron represaliadas