El juicio de los ERE centra su primera jornada en los escritos de acusación

|

La primera sesión del juicio celebrada ayer en la Sección Primera de la Audiencia de Sevilla contra los expresidentes de la Junta de Andalucía Manuel Chaves y José Antonio Griñán y otros 20 ex altos cargos por el denominado procedimiento específico por el que se concedieron las ayudas de los ERE concluyó a las 14.40 horas, tras más de tres horas de duración, y se centró exclusivamente en la lectura de los escritos de acusación de la Fiscalía Anticorrupción, al que se adhirió la acusación que ejerce Manos Limpias, y de la acusación del PP-A, por lo que no será previsiblemente hasta hoy cuando se lean los escritos de defensa y se presenten las cuestiones previas.
La primera jornada de la vista oral comenzó con 50 minutos de retraso sobre el horario previsto con la lectura íntegra del escrito de acusación elaborado por la Fiscalía Anticorrupción, que corrió a cargo del letrado de la Administración de Justicia –antiguo secretario judicial– de la Sección Primera de la Audiencia, Rafael Castro de la Nuez.
La lectura del escrito de acusación redactado por los fiscales delegados de Anticorrupción Juan Enrique Egocheaga y Manuel Fernández Guerra se prolongó durante dos horas dada su extensión, de 44 páginas.

Prevaricación
En dicho escrito, el Ministerio Público atribuye a los 22 acusados un delito continuado de prevaricación, por el que pide diez años de inhabilitación, mientras que también ve responsables de un delito continuado de malversación de caudales públicos a 15 de ex altos cargos procesados.
Por ambos delitos, el Ministerio Público reclama seis años de cárcel y otros 30 de inhabilitación para Griñán, mientras que a Chaves le reclama una condena de diez años de inhabilitación por el delito de prevaricación, no acusándolo de malversación. Después de que la primera sesión del juicio se haya centrado exclusivamente en la lectura de los escritos de acusación, las defensas valorarán la posibilidad de solicitar que sean leídos “todos” los escritos de defensa.
Los acusados están sentados en sillas, y no en los tradicionales bancos de madera, de modo que en la primera fila están sentados, por este orden, los exconsejeros José Antonio Viera y Gaspar Zarrías, José Antonio Griñán, Manuel Chaves, y los exconsejeros Magdalena Álvarez, Carmen Martínez Aguayo y Francisco Vallejo. En la segunda fila están sentados el exconsejero de Empleo Antonio Fernández y el exdirector general de Trabajo y Seguridad Social Francisco Javier Guerrero. Todos ellos han decidido libremente el lugar donde sentarse, puesto que el tribunal no ha establecido un orden concreto para ello.
En el estrado, y además del tribunal compuesto por los magistrados Juan Antonio Calle Peña, Pilar Llorente y Encarnación Gómez, están sentados los fiscales delegados Anticorrupción, los abogados que ejercen la acusación en nombre del PP-A y Manos Limpias, Rafael Prieto Tenor, y los 21 abogados de los 22 acusados.

El juicio de los ERE centra su primera jornada en los escritos de acusación