Ferrol prepara un plan de recuperación de las baterías de costa con el apoyo económico de la Diputación

Baterías militares Cabo Prior
|

Las baterías defensivas del golfo Ártabro planteadas en 1926 durante la dictadura de Primo de Rivera, en un contexto en el que cobraban importancia por su capacidad para atacar los buques, son ahora restos en la escarpada costa ferrolana de difícil interpretación si no se conocen cuáles fueron sus funciones en épocas como la Segunda Guerra Mundial. El gran círculo en el suelo cerca del faro Prior era la base de uno de los monumentales cañones Vickers que ahora pueden verse en  formación en el coruñés monte de San Pedro, zona que también fue una batería de costa y que ahora está restaurada y utilizada como parque. Incluso los jóvenes que, décadas más tarde, hacían el servicio militar obligatorio en la zona, guardan recuerdos de sus vigilancias.

La recuperación de esas baterías en Ferrol (Prior y Prioriño) y sus elementos complementarios (como los túneles) ha sido una reclamación constante ante su cada vez más avanzado deterioro. El actual gobierno local tiene planes para darle valor y acondicionarlo para posibles visitantes. Preparan un plan de recuperación de baterías de costa en colaboración con la Diputación de A Coruña.

Empezarán por Prioriño, tal y como explica la concejala de Patrimonio Histórico, Eva Martínez. “É a primeira, non só polas súas dimensións senón porque é a que ten máis facilidades respecto aos servizos por estar cerca do faro. En teoría sería a máis axeitada para comezar”, comenta. Pero el gobierno local también tiene en mente continuar y realizar actuaciones de acondicionamiento en la de Prioriño. “Polo que din as persoas expertas é unha batería moi boa e moi interesante e que se podería poñer en valor, en principio, con pouco investimento”.

Son proyectos que se tendrán que concretar con inversiones pero que llaman la atención sobre una parte de la historia de la ciudad poco accesible y en el que hay margen para un mejor aprovechamiento. La historia de las defensas costeras se remonta de hecho hasta el Ferrol de la Ilustración, cuando se emplazan los astilleros de la Armada en la ciudad y se necesita protegerlos. En este sistema de fortificación costero se encuentran las baterías de San Cristovo, San Carlos, Cariño, Punta Viñas, Prioriño y Segaño. Forman parte del conjunto que se incluye dentro de la candidatura a Patrimonio Mundial. La de Punta Viñas fue restaurada y reubicada recientemente por la Autoridad Portuaria debido a las obras del puerto exterior. También la Prioriño Chico fue puesta en valor.

Las previsiones pasan por involucrar a diferentes administraciones para poder mostrar a los ciudadanos esta riqueza patrimonial de diferentes épocas con su adecuada explicación.

Ferrol prepara un plan de recuperación de las baterías de costa con el apoyo económico de la Diputación