El Intasa se prepara para la “degustación” del Teruel

Blanco, Piñón y Garcia, durante el entrenamiento de ayer en el Municipal de San Sadurniño | j. meis
|

Los tres comenzaron muy jóvenes a vestirse de azul. Los tres siguen compartiendo pista y banquillo en cada encuentro del Intasa San Sadurniño y, en muchas ocasiones, también tiempo fuera del pabellón, convirtiéndose en los referentes de los más jóvenes jugadores del Aldebarán. Y más ahora, con la presencia del primer equipo en Superliga.


Uxío García, Marcos Piñón –Pakito– y Marcos Blanco, la tríada de canteranos sobre la que se sustenta el Intasa, vivirá esta tarde el sueño de cualquier voleibolista, y aficionado a la disciplina, que se precie: compartir mesa y mantel con el referente del voleibol nacional en la última década, y prácticamente desde su llegada a la elite allá por 2005, el Voleibol Teruel –19.30 horas, pabellón de San Sadurniño–. Sí, es un encuentro más en su camino hacia la permanencia pero, evidentemente, la guerra de los turolenses no es la misma que los de Charly Suárez. Y eso se nota en la voz y las palabras de los jugadores locales.

“Vai ser histórico”, comenta con emoción el capitán García, “poucas veces pensei que o Teruel ía xogar no Municipal. É un orgullo que xogadores da súa talla vaian estar no noso pabellón, so por iso xa mereceu a pena o ascenso”. Una impresión que, evidentemente, también comparte su compañero, Pakito. “Era imposible pensar en algo así hace un tiempo. Es un honor recibir al mejor equipo de España”, afirma asimismo el líbero. Y eso que tanto García como Piñón ya tuvieron la ocasión de verse las caras con el interminable banquillo turolense en el pabellón de Los Llanos el pasado noviembre –un duelo que terminó 3-0, eso sí, con unos parciales de 25-21, 25-21 y 25-20, mejores incluso que los cosechados por los locales ante algunos de sus rivales directos–.

Para Blanco esta será la primera vez que tenga al Teruel frente a frente, ya que por aquel entonces sus molestias en el hombro le impidieron estar con sus compañeros. “Es un auténtico orgullo, es como si a tu pueblo le toca jugar con el Real Madrid”, comenta el opuesto, “además será una gran oportunidad de ver en el municipal un partido muy atractivo, para ver voleibol de nivel internacional”. Una motivación, la de tener enfrente al líder de la categoría y equipo de competición europea, que lleva a los locales a querer desplegar su mejor juego. “Sobre todo imos disfrutar”, se sincera García, “aínda que sempre quero dar o mellor e aprender dos xogadores que son mellores ca min, que son a maioría”, añade entre risas el capitán azul y, además, “poder dicir que lle fixen, por exemplo, un bloqueo a Tomás Ereu, sería un orgullo”.


Y es que, con los pies en el suelo, por plantilla y presupuesto, el Intasa sería un menú del día y el Teruel uno degustación, y de los caros, por lo que las aspiraciones del Intasa en este duelo no van más allá de “pasarlo bien, eso sí, dando el máximo para intentar sacar algo positivo, para lo que ellos no tendrían ni que estar al cien por cien, claro”, añade también riéndose el líbero Pakito. La presión, la tiene el Teruel, siempre, como bien apunta Blanco “para ellos es una obligación pasarnos por encima, mientras que para nosotros será un regalo cada punto que les hagamos”. Una perfecta definición de lo que se pone en juego estar tarde en un municipal que, quizá, no tenga otra oportunidad de ver un encuentro de estas características. Por eso, será todavía más especial.

El Intasa se prepara para la “degustación” del Teruel