Endesa evita restringir por ahora la actividad de su central de As Pontes

AS PONTES ENDESA
|

La entrada en vigor de la Directiva Europea de Emisiones Industriales puso en entredicho la viabilidad medioambiental de muchas de las centrales térmicas de carbón españolas, entre ellas la de As Pontes, en la que Endesa debería hacer una importante inversión para adaptarla a los nuevos parámetros de contaminación permitidos. A escasas horas de que expirase –el 1 de octubre– la moratoria otorgada por el gobierno para que las eléctricas se posicionasen acerca de sus intenciones al respecto, Endesa comunicó ayer mismo al Ministerio de Industria, Energía y Turismo, al de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y a la Xunta de Galicia su decisión de incluir a su factoría de As Pontes en el Plan Nacional Tránsito, que también afectará a  las térmicas de Compostilla –León– y Andorra –Teruel–. 
Con esta medida la eléctrica gana tiempo antes de tomar una decisión definitiva sobre las inversiones medioambientales que necesitaría realizar de forma imprescindible antes del 30 de junio de 2020 para adecuarlas a los parámetros dispuestos por Europa. 
Queda así a expensas de que se clarifique el escenario económico y normativo –está pendiente, entre otros asuntos, de que Industria apruebe una orden ministerial que regule las ayudas para la desnitrificación– antes de que su resolución al respecto del futuro de sus centrales térmicas de carbón sea firme.

Limitaciones
En cualquier caso, para la central de As Pontes, esta decisión supone evitar un escenario tremendamente restrictivo, que limitaría su vida útil, pues hubiese supuesto limitar su funcionamiento a 17.500 horas, durante el periodo comprendido entre el 1 de enero de 2016 y el 31 de diciembre de 2023. Algo que prácticamente equivaldría a abocarla al cierre. 
Desde la propia compañía se califica su postura como la más “prudente”, en cuanto a que evita sentenciar a las tres centrales a que asuman de forma inmediata estas limitaciones y, por lo tanto, “no supone en ningún caso decisión alguna sobre su cierre”. Sin embargo, tampoco garantiza que, si el escenario no es todo lo alentador que espera, se vaya a acometer la inversión necesaria para que esta adaptación se realice.

Endesa evita restringir por ahora la actividad de su central de As Pontes