La Xunta defiende que el sistema de bateas recuperó la producción de la ría

Batea en la Entrada de la Ria
|

La directora del Instituto Tecnolóxico para o Control do Medio Mariño (Intecmar), Covadonga Salgado, defendió ayer en el parlamento gallego el modelo de bateas de reinstalación de marisco de zonas C en la ría de Ferrol para su depuración, que permitió en 2015 recuperar “el nivel de capturas y ventas en fresco” que se daban en 2005, explicó la responsable de la Xunta.
Así, las lonjas de la ría ferrolana vendieron 495.000 kilos de marisco el pasado ejercicio por un importe de más de cuatro millones de euros, unas cifras similares a los 443.000 kilos y 4,3 millones de euros de 2005, último año antes de la entrada en vigor en 2006 del reglamento que impedía la depuración de bivalvos de zona C para su comercialización, antes de que se retomase en 2012. 
Durante la comisión de Pesca, Covadonga Salgado señaló que estas bateas de reinstalación han permitido comercializar desde su puesta en marcha entre 2012 y 2015 alrededor de 480.000 kilos de moluscos, y su valor económico en primera venta se incrementó un 60% en ese periodo.Así respondió ayer a una pregunta del diputado socialista José Ramón Val, quien denunció que este modelo “es claramente lesivo” para los 500 mariscadores de la ría, por la “elevada mortandad del género”, “la menor calidad” del producto y porque, en definitiva, “provoca pérdidas”.
El responsable socialista criticó la gestión del gobierno gallego y le exigió “asumir responsabilidades y decir las cosas como son”, al renunciar al modelo propuesto por el gobierno de Touriño, que prohibía extraer marisco de zonas C a cambio de pagarle a los mariscadores por labores de regeneración de la Ría.
Val Alonso explicó que el plan anunciado por el gobierno gallego va a suponer repartir 65.000 euros a través de 2.600 capachos de mejillón entre los 500 mariscadores afectados por la grave situación de esta ría. La conclusión, dijo,  “será que cada mariscador retirará 5 capachos de mejillón, por un coste de 25 euros cada uno, lo que supone 125 euros por mariscador”, explicó.
Por su parte, la responsable del Intecmar puso en valor el “firme compromiso” de la Xunta con el saneamiento de la ría de Ferrol, a través de infraestructuras e inversiones. 
Además, Salgado abogó por “seguir manteniendo” las bateas de reinstalación, ya que “no hay alternativa” para las zonas C, lo que permite que los mariscadores puedan trabajar y “evita” la proliferación del furtivismo, al tiempo que recriminó a los socialistas que “prefieren un plan de subsidios” que “no aportó mejoras” en la regeneración.

La Xunta defiende que el sistema de bateas recuperó la producción de la ría