El plan de seguridad vial gallego aspira a reducir a la mitad el número las víctimas mortales

|

La Xunta afirmó que, mediante el nuevo plan de seguridad viaria, espera conseguir que las víctimas mortales de accidentes de tráfico en 2020 se reduzcan al 50 por ciento respecto a las cifras de 2011.

Así lo expuso la conselleira de Infraestruturas e Vivenda, Ethel Vázquez, en la presentación del documento inicial del plan, que se pondrá en funcionamiento el año, ante varias entidades, como confirmó la Xunta ayer a través de un comunicado.

Al respecto de la elaboración del plan, Vázquez apuntó que, además de las mejoras en la seguridad vial aportadas por las distintas consellerías, también se recibirán propuestas de los agentes sociales implicados, como usuarios de las vías o autoescuelas, por lo que apeló a la participación social.

Asimismo, la conselleira señaló la importancia de hacer partícipe a la sociedad mediante sugerencias y valoraciones que serán incorporadas en la hoja de ruta que guiará la acción del Gobierno gallego. Así, explicó que se espera que el plan sea fruto del diálogo y la participación y que cuente con “el máximo consenso posible”.

Concretamente, el plan se desarrollará entre 2016 y 2020 y se basará en la optimización de la seguridad vial, la mejora de la seguridad de las vías de tránsito, la apuesta por vehículos y usuarios más seguros y la mejora de la respuesta tras el accidente.

 Por otra parte, el Servizo Galego de Saúde y la Fundación A Víctimas de Tráfico colaborarán para prestar orientación, apoyo y acompañamiento a accidentados y a sus familias,  recoge un convenio firmado ayer por el presidente de la Fundación, Luis Sainz Verdejo, y el conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña.

El plan de seguridad vial gallego aspira a reducir a la mitad el número las víctimas mortales