El Aldebarán se corona

final de la Copa Príncipe de voleibol entre el Aldebarán y el Barcelona
|

 

El Aldebarán alcanzó ayer el mayor éxito de sus casi veinticinco años de historia al proclamarse campeón de la Copa Príncipe. Ante más de quinientos espectadores que llenaron el pabellón de San Sadurniño y jalearon incesantemente a los suyos, los locales rompieron el maleficio que vedaba este título al equipo anfitrión, alzando un trofeo que rubricó el concienzudo trabajo que han realizado en los últimos meses y el altísimo nivel que desplegaron durante todo este fin de semana. 
Y lo hicieron, además, por todo lo alto: ante un rival de postín como el FC Barcelona –el sábado había superado al todopoderoso Palma– y por la vía rápida, en tres sets tan espectaculares y vibrantes como igualados. Especialmente el primero, en el que los blaugranas, imponiendo la contundencia de su bloqueo, y los de San Sadurniño, con mucha solidez en su saque, propiciaron continuas alternativas en el marcador con diferencias mínimas para ambos bandos. Con empate a 23 en el marcador, el Aldebarán gestionó mejor sus opciones para imponerse 26-24.
Una victoria parcial que le dio alas ante un Barcelona que intentó reaccionar en el segundo, pero se topó con un equipo sin fisuras, que apenas cometió errores no forzados y que con su capitán Uxío García como principal referencia ofensiva se hizo fuerte sobre la pista. Muy acertado en el bloqueo y letal a la hora de rematar, el Aldebarán comenzó a sumar puntos con regularidad anulando cualquier intento visitante por meterse en el partido. Así, se impuso con rotundidad en un segundo parcial que concluyó con un marcador de 25-16. El Aldebarán estaba lanzado y ni la reestructuración que el técnico del Barça hizo en su equipo pudo frenar el empuje de un conjunto local fielmente convencido de sus opciones de triunfo y que siempre llevó la iniciativa. El set estuvo plagado de puntos espectaculares. El bloqueo de San Sadurniño funcionó a la perfección, su saque no falló –Zayas marcó dos claves en la recta final– y su remate resultó impecable. El Barcelona, con un saque erróneo le concedió el definitivo 25-20 que, definitivamente, coronó al Aldebarán como justo campeón.

El Aldebarán se corona