PONTEDEUME - La obra del mercado, pendiente de cuatro sondeos arqueológicos

pontedeume obras mercado
|

n Redacción Ferrol 
Conocer la existencia de posibles restos de la antigua muralla medieval o del pazo de los Andrade es el objetivo del proyecto arqueológico que el gobierno de Pontedeume acaba de poner en manos de Emilio Ramil para tratar de avanzar en la redacción definitiva de la obra del mercado municipal. La presencia de cualquier huella será esencial para  prolongar o no la capacidad del actual edificio en su fachada posterior, la que da a la calle San Miguel, una posibilidad ya prevista en anteproyecto de Mercasa y necesaria, según el equipo de gobierno, para optimizar y modernizar el funcionamiento de un servicio clave en la economía de la villa. 
El estudio geotécnico y arqueológico ya ha sido enviado a la Xunta de Galicia. La aprobación del mismo por parte de Patrimonio se traducirá en el pistoletazo de salida para la realización de unos sondeos que se acometerán tanto en el exterior del edificio diseñado por el arquitecto Antonio Tenreiro como en el interior del mismo.  
En este sentido, el arqueólogo Emilio Ramil explicó que los que se acometerán en la calle San Miguel serán dos. Tendrán como objetivo descartar restos de la antigua muralla medieval y sus  dimensiones estarán en torno a los 30 y 35 metros cuadrados. “Es por razones de seguridad”,  apostilló Ramil, que cuantificó en un total de tres semanas la intervención arqueológica, por la que su empresa percibirá alrededor de 20.000 euros, según fuentes municipales. 
También serán dos los sondeos con los que se tratará de descartar la presencia de cualquier vestigio que pudiese pertenecer al pazo que en su día ocupó el espacio sobre el que a mediados de los años 50 se levantó el actual edificio del mercado. En este caso, las catas arqueológicas serán de menor tamaño. Sus medidas estarán en torno a los cuatro metros cuadrados. 
Una vez superado este último escollo, y a la espera de las respuestas económicas que puedan llegar de otras administraciones, el Concello de Pontedeume, tal y como apuntó ayer el concejal Javier Crespo, ya podrá seguir avanzando en la redacción definitiva de un proyecto con el que se pretende dar una nueva vida a una construcción a la que ahora también se le está renovando la cubierta. La realización de esta obra movilizó a los placeros, que hasta la finalización de la obra de rehabilitación del mercado han sido traslados al puerto. n

PONTEDEUME - La obra del mercado, pendiente de cuatro sondeos arqueológicos