“Ante la falta de oportunidades en España, hay que irse a buscarlas fuera”

Diario de Ferrol-2014-08-28-011-17787cb0
|

En octubre del pasado año, Gabriel Calvo Rodríguez (Ferrol, 1988), Graduado en Ingeniería Electrónica Industrial y Automática e Ingeniero Técnico Industrial en esta misma rama por la Universidade da Coruña, hizo las maletas y puso rumbo hacia Austria. Había superado un proceso de selección para poder trabajar, y al mismo tiempo formarse, en la FH Joanneum, una de las universidades de ciencias aplicadas más grandes de Austria y con un marcado carácter internacional. En ella participa en varios proyectos de investigación a través de una beca de colaboración con el departamento de electrónica de la mencionada institución.

¿Cómo accediste a la FH Joanneum?
Fue mi profesor de la UDC, José Luis Calvo Rolle, quien me puso en contacto con ellos en agosto del año pasado. Después de cubrir la documentación para la solicitud y realizar un examen de conocimientos en ingeniería aplicada y una entrevista, aceptaron mi solicitud y marché para Austria el pasado mes de octubre. Por suerte, ya había realizado una beca Erasmus en Alemania durante el curso 09/10 y estudié alemán durante varios años antes de marchar, por lo que la organización del viaje, contratos, etc... me resultó bastante sencillo.

¿Qué tareas desempeñas?
Concretamente, estoy estudiando el máster Advanced Electronic Engineering en la propia FH Joanneum y a la vez trabajo en el departamento de electrónica de la misma universidad. La especialidad que he escogido en el máster es la electrónica aplicada a la automoción, puesto que la importancia de la electrónica en un automóvil crece cada año y más aún si hablamos de coches híbridos o eléctricos. En el departamento de electrónica he estado trabajando en varios proyectos, no sé hasta que punto se me permite hablar sobre ellos, pero principalmente he estado realizando tareas de investigación y apoyo en diseño y creación de hardware. Como por ejemplo, diseño del sistema de comunicación de un prototipo de inversor en el que la FH Joanneum está trabajando.

¿Te has adaptado bien en el país?
Vivo en Kapfenberg, una zona tranquila en los alrededores de Graz, donde la FH Joanneum posee uno de sus tres campus universitarios. Lo que más me ha llamado la atención y a la vez lo que más me ha costado adaptarme ha sido a lo pronto que cierran las tiendas, a las 6 de la tarde, y los supermercados a las 7. El problema es cuando salgo de trabajar y estudiar en la FH y únicamente tengo media hora para coger un tren, ir al centro del pueblo y hacer la compra.

¿Qué te está aportando esta experiencia?
Aparte de obtener experiencia y nuevos conocimientos, estoy descubriendo como trabaja y funciona realmente un sector industrial de gran importancia y proyección de cara al futuro.

¿Ves muy diferente el sistema de formación austríaco al español?
Al estar estudiando en una en una FH, tenemos que ver su aplicación real. Eso se puede comprobar por el gran número de prácticas que realizamos a lo largo del curso. Todas estas prácticas son posibles gracias a las instalaciones y medios que la FH Joanneum posee, algo que tristemente en España no es posible. Mi educación universitaria en España se ha basado principalmente en conocimientos teóricos, aunque he visto que esos conocimientos son un plus respecto a otros alumnos.

¿Cómo es tu día a día?
Bastante atareado, me levanto temprano por la mañana y me voy a clase o a trabajar hasta la tarde. A pesar de sonar tedioso, se hace bastante ameno porque estoy continuamente trabajando sobre temas que me gustan e interesan. El poco tiempo libre que poseemos lo empleo en conocer el país y alrededores.

¿Existen más oportunidades laborales en Austria?
Las oportunidades dependen de la cualificación de la persona. No sé si es por el ambiente en el que me muevo, pero veo que las empresas solamente buscan gente con estudios universitarios.

¿Cómo definirías el panorama actual que se presenta en Galicia y en España para un joven titulado?
El panorama actual resulta desolador, el poco trabajo que hay ahora mismo está infrapagado o directamente no está remunerado. Ante la falta de oportunidades en nuestro país, considero que es el momento de continuar formándose y/o buscar ofertas laborales en el extranjero. Hoy en día es mucho más fácil emigrar gracias a las nuevas tecnologías y a que existe una mayor facilidad de desplazamiento.

¿Crees que en España los grados están adaptados a las necesidades del mercado?
Pues es complicado de decir, ya que el ámbito industrial en España es muy diverso y lo que se le da al estudiante es una visión general de todo lo que puede encontrarse. En otros países, con una industria más especializada, pueden permitirse el inculcar conocimientos más específicos.

¿Cómo se ve la crisis de nuestro país desde el extranjero?
Muchos compañeros austríacos me han preguntado por el tema  de la crisis y no parecen creerse nuestras explicaciones. Lo que más les sorprende es cómo un país tan cercano pueda tener una tasa de desempleo juvenil tan alta como la nuestra y nuestro pesimismo de cara al futuro.

“Ante la falta de oportunidades en España, hay que irse a buscarlas fuera”