Valdoviño aumentará el control de los accesos a las playas del municipio a partir de la próxima semana

Playa de Lago Valdoviño
|

Concello de Valdoviño y Subdelegación del Gobierno analizaron ayer el plan de seguridad elaborado por el ejecutivo local, que se centra principalmente en el control de los accesos y los aforos de nueve de sus arenales.

Será a partir del día 1 de julio, explicó ayer el alcalde, Alberto González, cuando comiencen a ejecutarse las medidas que contempla el plan y que, recordó, tienen como priorizad “garantizar la seguridad de las personas usuarias” y, además, de los propios arenales, pues, recordó, “el litoral de este concello está incluido en la Red Natura.

En el encuentro se abordaron algunos de los detalles del plan, que incluye la habilitación de aparcamientos entre las 8.00 y las 21.00 horas y que, según se señaló ayer, estarán situados en espacios públicos o privados de uso público. De este modo se prohíbe el estacionamiento en cualquier espacio que no esté señalizado o adaptado a este fin. Además, los aparcamientos estarán controlados por personal privado “que tendrá funciones de auxiliar de policía local”. El dispositivo contará asimismo con la participación de agentes de la Policía Local, de la Nacional y también de la Guardia Civil.

El plan prohíbe también desplegar mesas o sillas para comer en la playa y los juegos de pelota o raqueta para poder mantener la distancia social.

El plan se centra en nueve playas –Campelo, O Río, Mourillá, Cristina, Outeiro, Frouxeira, O Rodo, Baleo y Vilarrube–, para los que se establece un aforo máximo total de 42.125 personas –su superficie supera los 168.000 metros cuadrados de arenal–. Para ello se han tenido en cuenta aspectos como el número de empadronados por parroquia, de viviendas, de personas vinculadas a segundas residencias y de plazas de alojamientos turísticos, que en el conjunto del concello suman, indicó el alcalde, alrededor de un millar.

González, que recibió la felicitación de la subdelegada del Gobierno en A Coruña, Pilar López-Rioboo, por la minuciosidad del plan, reconoció las molestias que pueden ocasionar algunas de las medidas, pero quiso recordar que “no las tomamos por capricho, sino porque son las adecuadas para este momento de la desescalada en la que estamos; estamos hablando de un problema sanitario, hay que recordarlo”.

En ese sentido, hizo un llamamiento a la ciudadanía, para que se conciencie y se implique en el cumplimiento de las normas. l

Valdoviño aumentará el control de los accesos a las playas del municipio a partir de la próxima semana