“Me voy con la conciencia muy tranquila”

Juancar Fernández, secretario técnico del Racing Club Ferrol de fútbol A Malata Jorge Meis (4-8-2016)
|

En las últimas semanas las relaciones de Juancar Fernández con el Consejo de Administración del Racing estaban bastante deterioradas. La salida de Aitor Pascual del club y la llegada de Tena para sustituir a Míchel Alonso, hizo que el director deportivo abandone la entidad.

- ¿Se confirma su marcha?
- Definitivamente, sí. Está claro que se da por concluida esta etapa en el club, a pesar de que me hubiese gustado seguir. Vivo a dos minutos del campo, jugué en los juveniles, en el primer equipo, entrené a los juveniles antes de ser director deportivo. Ahora toca pensar en otro sitio, porque me gustaría vivir de esto, pero me voy con la esperanza de poder volver algún día y llegar lo más alto posible con el equipo.

- ¿Por qué se precipita su salida del club?
- En el club se toma la decisión en la que no me dan ni la opción de tomar parte, como es la salida de Míchel y la llegada de Tena. Es una decisión del Consejo de Administración. Tengo que aceptarlo, pero no es lo deseado por mí, que ni se me consulte, y me entere después de que ya salga en un medio, a la vez que Míchel cuando nos convoca Chino Silveira. En ese momento, me doy cuenta de que no hay sitio para mi en el club.

- ¿Sintió pena cuando fue a hablar con Chino Silveira?
- Nunca es fácil salir y más cuando es aquí. Los números están ahí y voy al hecho de que la gente te reconoce el trabajo y te da las gracias. Me voy con la conciencia tranquila y con las ganas de volver. En mi primer año, nos equivocamos en los fichajes, luego vimos tres fases de ascenso y este año hemos tenido que esperar hasta el final por los condicionamientos económicos y por ahora no están saliendo las cosas como esperábamos.

- ¿Le duele no haber estado en la decisión de la salida de Aitor Pascual y la llegada del nuevo entrenador?
- Creo que sería hipócrita decir lo contrario. Hay un distanciamiento claro. En el club no sentaron bien algunas declaraciones que hice pero que eran para defender al club. Ahí chocamos un poco y el club se desmarca un poco del trabajo de los dos últimos años.

- ¿Cómo ve las opciones de estar en la promoción de ascenso?
- Creo que el play-off puede estar en los 63 o 64 puntos. Puede ser un año “barato”. Lo que está claro que es que hay que intentar llegar a los 24 puntos en diciembre y hacer una segunda vuelta muy buena con doce o trece triunfos. Creo que cuando se recuperen los lesionados, el equipo cambiará y estoy seguro que con Dani Benítez bien se ganarán muchos partidos, porque va a marcar las diferencias.

- ¿Volvería a fichar a los mismos jugadores?
- Si soy sincero, más de a los jugadores que han venido esta temporada, miraría para los que ya estaban y que, por ahora, no han encontrado el momento óptimo. Es cierto que, en verano, en ciertas posiciones tuvimos que asumir riesgos para luchar contra grandes presupuestos y la salida tan tarde de Iván Forte nos mató, porque perdimos de fichar a futbolistas, porque contábamos con él para su puesto. Luego apostamos por jugadores que habían estado en Primera y que buscaban volver a escalar desde abajo. El mercado fue complicado y tuvimos que esperar mucho en agosto.

- ¿Es cierto que no tiene buena relación con Tena? 
- Llevo tres días viendo en un medio de comunicación que uno de los detonantes es mi mala relación con Tena. Para nada. Trabajamos juntos el año pasado y, aunque es cierto que en el mercado invernal tuvimos nuestras discrepancias, porque yo no era partidario de firmar a dos futbolistas con una cláusula de que no podían jugar contra el Cádiz, como luego pasó. 
Las declaraciones cruzadas al final de temporada las tuvieron Chino y Tena, no yo. El día antes de que se marchara quedamos para tomar un café y hablamos de lo que pasó. Pero no tengo mala relación con él. Es cierto que no llamaría a Tena, porque su forma de trabajar es muy distinta a la mía. Tengo que decir que en verano recibí un mensaje de Tena diciéndome que hicimos un buen equipo y deseándome suerte. Quedamos de vernos si venía y es cierto que está semana no coincidimos. La mala relación era entre Chino y Tena, y no conmigo.

“Me voy con la conciencia muy tranquila”