El Racing no dejó espacio a la sorpresa

eume deportivo-racing ferrol
|

juan quijano
pontedeume

El Racing no dejó margen para la duda a la hora de sellar su clasificación para los octavos de final de la Copa Diputación. El equipo ferrolano goleó al Eume Deportivo en su estreno en el torneo provincial y, de esta forma, empieza con paso firme su andadura en una competición en la que su objetivo es llegar lo más lejos posible. Será la manera de mejorar su preparación para el campeonato liguero que empieza dentro de tres semanas y, de paso, sumar un buen pellizco económico.
En menos de veinte minutos, dos goles de Iago Iglesias –el primero, tras un lanzamiento desde fuera del área, y el segundo, al aprovechar una dejada de Jorge Rodríguez– y otro de Marcos Álvarez dejaron el encuentro visto para sentencia ante un rival que encontraba bastantes problemas para desembarazarse de la presión ejercida por el cuadro verde. De hecho, el Racing se decidió a presionar la salida del balón de la escuadra eumesa y eso le permitió recuperar la posesión con relativa facilidad para atacar.
De todas maneras, cobrar una ventaja tan cómoda en tan poco tiempo llevó al cuadro verde a relajarse un poco, algo que se notó en que sus llegadas sobre la portería contraria pasaron a ser más escasas. Incluso un despiste defensivo se tradujo en un penalti cometido por Marcos Valín sobre Alfonso que Joshua transformó a lo “Panenka” para reducir las distancias antes del intermedio.

err0res
Las cosas no variaron demasiado en la segunda parte, en la que el Racing recuperó la seriedad que había mostrado durante la mayor parte del primer período, lo que le llevó a llegar con relativa continuidad sobre la portería rival. Además, el Eume Deportivo, aunque no renunció a intetar jugar, empezó a notar poco a poco un bajón físico que hizo que su rival, a poco que aumentase el ritmo, llegase a la portería contraria en posición franca de gol.
Así fueron llegando los restantes tantos racinguistas, casi todos generados a partir de los errores cometidos por el Eume Deportivo. Un despiste de la zaga local en una falta botada con rapidez permitió a Dani Rodríguez marcar por bajo ante el portero local. Poco más tarde, la insistencia de Carlos López a la hora de presionar lo situó en un mano a mano con el portero Iván que resolvió con solvencia. Y, por último, una combinación realizada entre el jugador juvenil Yago de Diego –que recuperó la pelota–, Jorge Rodríguez y Dani Rodríguez acabó con el tanto de este último. Fue la manera de finalizar un encuentro en el que el Racing no quiso dejar lugar a la sorpresa para lograr el pase.

El Racing no dejó espacio a la sorpresa