“Tokio sí que es ahora un objetivo”

Toimil, celebrando el lanzamiento que le dio el triunfo y el billete para la Copa de Europa | athletictimestamp
|

La posibilidad de estar en Tokio 2020 se vislumbraba con una luz muy tenue, casi un destello, en la cabeza de la mugardesa Belén Toimil. Una claridad que en la jornada del sábado fue creciendo merced a su sobresaliente actuación en el Campeonato de España de clubes-Copa Iberdrola en Valencia.

Toimil pasó en esta fecha de dama de honor a, finalmente, novia, superando a la siempre presente Úrsula Ruiz –Valencia– en la clasificación y haciéndolo, además, con un registro que sorprendió tanto a la propia deportista como a sus compañeros, como ella misma indicó ya de vuelta en casa. Y es que el lanzamiento de 17,21 metros –el segundo de la de la integrante del Playas de Castellón– le dio no solo la victoria en este concurso de peso –Ruiz firmó 15,22–, sino también el récord gallego absoluto y la segunda mejor marca de todos los tiempos en pista cubierta, pasando de destacada promesa a sólida realidad. “Era la primera competición en giratorio –técnica que Toimil adopta ahora en lugar del conocido tiro lineal– y no tenía muchas expectativas, ni referencias, solo un control realizado en León el sábado anterior y en donde hice 14,23 metros”, comentaba la mugardesa, “pero la verdad es que estaba teniendo muy buenas sensaciones y todo fue fluyendo”. Y tanto. En su primer intento Toimil firmó 16,39, un registro que “ya era mínima para la Copa de Europa, era uno de mis objetivos de la campaña y ya lo había logrado”, cuenta visiblemente contenta y satisfecha la lanzadora. Con igual tranquilidad por los deberes ya hechos, Toimil hizo frente a un segundo lanzamiento que, cuando tocó el suelo, “ni yo me lo podía creer. Sentí cómo salía muy fácil la bola, muy fluida y me quedé flipando. Fue una sensación de ¡qué bien, qué gusto!”. Un alivio y satisfacción más que merecidos para una lanzadora local que, tras su lesión de rodilla, se embarcó en una, como se pudo ver, exitosa recuperación y un cambio en su técnica de lanzamiento a la que, como bien indica ella, todavía está interiorizando.

“Me fui de la prueba con muy buenas sensaciones y con motivación a tope, y además en este año, olímpico”, añadía Toimil, “con el cambio de técnica no me lo planteaba, pero ahora sí que es un objetivo. Es que no es igual partir de 15 metros que de 17. Lo veo bien, lo voy a luchar. No se si será, pero por intentarlo que no sea”. Una marca que, sin duda, ayudó a que su formación, el Playas de Castellón, se llevase el título  estatal y que Toimil, pudiese tener la recompensa al trabajo realizado y el necesario empujón para continuar por un camino muy duro por momentos tras su lesión y su cambio de lanzamiento. “Estoy muy contenta y muy motivada”, afirmaba la de Mugardos añadiendo que “tengo muchísimas ganar de ir a entrenar mañana –por hoy–. Y es que no siempre es así, hay años en los que pierdes motivación, ilusión, porque igual estás atascada en la técnica. Pero ver que el giratorio tiene estos resultados me hizo mucha ilusión, y el lineal siempre está ahí como plan B”.

Un plan B que, por ejemplo, había pensado en usar en el próximo Nacional en caso de no llegar a unas buenas marcas, pero que por lo visto en Valencia, no será necesario. Un Estatal en el que volverá a verse las caras con Ruiz a la que, a la novena, espera poder superar de nuevo. “La respeto muchísimo y ha sido una motivación extra para mi ganarle y no verme achicada por su leyenda. Confío en mi”.

“Tokio sí que es ahora un objetivo”