Los socorristas cierran la campaña tras auxiliar a 19 bañistas en apuros

Socorristas en la playa de la Fragata
|

Los servicios de salvamento y socorrismo de Ferrol atendieron desde el 1 de julio y hasta el 15 de septiembre un total de 471 incidencias, entre las que se incluye el rescate de 19 personas en apuros en el agua. Los principales problemas, sin embargo, tienen que ver con picaduras de escarapotes y de otros insectos y heridas menores. La empresa Tragsatec se encargó de prestar este servicio, aunque la intención del alcalde, Jorge Suárez, responsable directo de esta gestión, es que no se encomiende a empresas privadas y se organice desde el Concello. 
La novedad en esta campaña fue la ampliación de la temporada en quince días, abarcando así la mitad de septiembre, y la mejora de las condiciones laborales de los 48 socorristas que participaron en la vigilancia de nueve playas. Aunque en septiembre el mal tiempo hizo que se redujese también el trabajo y, según el informe mensual de Tragsatec, en esta pasada quincena no hubo rescates y los principales problemas los dieron los escarapotes, con 14 picaduras en total. Además hubo un traslado a un centro hospitalario por un corte que necesitaba sutura. En total fueron 39 asistencias.
Más conflictivo fue el mes de agosto, en el que se auxilió a once bañistas con problemas. Siete de ellos se sacaron del agua en el arenal de San Xurxo, donde el cambio en las corrientes y la resaca complicó la vida a quienes practicaban deportes acuáticos. En su mayoría eran visitantes que no estaban familiarizados con las playas ferrolanas. También hubo dos rescates en Doniños, uno en Penencia y otro en Covas. En total se realizaron 194 intervenciones y tres traslados hospitalarios por motivos diversos.
En julio el balance fue de 238 incidencias, con dos traslados al hospital desde Covas y ocho bañistas rescatados (tres en la playa de Marmadeiro, otros tres en la de Caranza, uno en Covas y otro en Doniños).

Los socorristas cierran la campaña tras auxiliar a 19 bañistas en apuros