La “Blas de Lezo” regresa a casa tras su despliegue en la operación “Apoyo a Irak”

|

Pasadas las 13.30 horas, la fragata “Blas de Lezo” atracó ayer en el muelle número 3 del Arsenal Militar de Ferrol tras pasar casi dos meses integrado en la operación “Apoyo a Irak” escoltando al portaeronaves “Juan Carlos I”, que debía llevar una unidad de helicópteros de transporte al puerto de Kuwait.
Familias enteras –muchos niños pudieron ir a recibir a sus padres debido a las vacaciones escolares– se agolparon ayer en el muelle para dar las bienvenida entusiasmados y con móvil y cámara en mano a la dotación, compuesta por unos 200 militares. La banda del Tercio Norte recibió con varias canciones a la tripulación, algo que animó a muchos de los que esperaban impacientes, que improvisaron algún que otro baile mientras se armaba la rampa por la que descenderían los protagonistas de la jornada.
Una vez abajo y tras los ansiados y merecidos besos y abrazos, muchos quisieron conocer el barco en el que desarrollaron las misiones y pudieron subir a bordo.
“La valoración del despliegue es excelente. Es un orgullo para nosotros que siempre que salen los barcos al exterior y funcionan con otras marinas y con la OTAN y la UE”, indicó el comandante del Grupo Naval 1, el contralmirante Alfonso Pérez de Nanclares.
Aunque la misión principal era escoltar al portaeronaves, la fragata realizó más actividades. “Han colaborado con las operaciones que hay ahora mismo en el Mediterráneo de la OTAN y la UE –la operación “Atalanta” en la lucha contra la piratería, la “Sea Guardian” contra las actividades ilegales en el mar; y “Sophia” luchando contra el tráfico de personas– y con las fuerzas combinadas que trabajan allí, algo que para nosotros ha sido muy importante porque ahora mismo la cooperación es fundamental en esa zona”, aseguró el contralmirante.
Además, se realizó una labor “excepcional” con la industria de defensa, haciendo escala en los puertos de Bombay y Alejandría. “También han tenido la oportunidad de enseñar los barcos para que la gente de esos países vean cómo son y les han encantado, por supuesto. Y han hecho ejercicios con esas marinas, reafirmando nuestro compromiso con los aliados”, explicó Pérez de Nanclares. Ahora los integrantes de la fragata disfrutarán de unos meses de descanso, “y a preparar ya la siguiente”. l

La “Blas de Lezo” regresa a casa tras su despliegue en la operación “Apoyo a Irak”