Las principales vías de Fene y de Neda vuelven a la normalidad tras las lluvias

sacos de arena en fene
|

Descienden las precipitaciones torrenciales y los municipios de la comarca vuelven poco a poco a la normalidad tras una semana ajetreada.
Fene y Neda, las zonas más afectadas, mantuvieron hasta ayer por la noche los contingentes de emergencia por si las crecidas de los ríos volvía a inundar las principales vías de circulación, pero la madrugada fue más benévola de lo esperado y los concellos empezarán a retirar hoy parte de las barreras de contención.
La confluencia de las calles río Cádavo con San Salvador volverá a ser circulable durante el día de hoy, según las previsiones del Concello de Fene. También se volverá abrir al tráfico rodado las calles en torno a la iglesia de Santa María, en Neda.
Ayer el gran protagonista fue el viento, que sopló con especial dureza en la costa de Ferrol, especialmente en Meirás y Valdoviño, dejando olas de más de 6 metros en Punta Frouxeira. Fueron muchos los curiosos que se acercaron a los arenales de la comarca para admirar la bravura del mar, contradiciendo las recomendaciones de Protección Civil. Una vez más, la estación meteorológica de Punta Candieira volvió a registrar la mayor racha de viento de la Comunidad en los últimos días. Nada menos que 136 kilómetros por hora.

Las principales vías de Fene y de Neda vuelven a la normalidad tras las lluvias