El Racing sufre para llegar a la final

Joselu trata de cabecear la pelota durante el encuentro de ayer patricia g. fraga
|



El Racing disputará, por segundo año consecutivo, el partido final de la Copa Diputación. Para ello tuvo que derrotar, con bastante sufrimiento, a un filial del Deportivo que demostró ser uno de los mejores equipos de la competición, pero que no fue capaz de traducir en goles sus oportunidades ante un rival que, por contra, sí acertó a marcar una suya.
El buen arranque del Deportivo B confirmó su buen momento y, sobre todo, que lleva más tiempo de preparación que el resto. Así que, a través del dominio de la posesión, el filial deportivista controló el partido ante un contrario que, al menos, gracias a su esfuerzo defensivo consiguió que su rival apenas generase ocasiones para marcar. Eso sí, salvo un par de lanzamientos lejanos, el cuadro verde se pasó casi toda la primera parte del enfrentamiento sin disparar sobre la portería de la formación herculina, con sus coladas por la banda izquierda como principal amenza.
La situación se fue tranquilizando con el paso de los minutos, aunque el Deportivo B volvió a la carga en el último cuarto de hora de la primera parte. En esta fase, además, llegaron las oportunidades, fruto de dos internadas por la izquierda de Borja Galán. Su pase encontró los remates consecutivos de Borja Domingo y Corredera, aunque en ambas oportunidades el meta Sergio García estuvo acertado a la hora de desviar la pelota y eso hizo que el encuentro mantuviese el empate sin goles al llegar al descanso del enfrentamiento.

decisión
Las cosas parecieron cambiar en la segundo parte, y no solamente por las sustituciones, sino porque su primera llegada a la portería del filial deportista se convirtió en el gol de David Bandera tras un pase de Joselu. Pero en realidad solo fue un espejismo, porque el filial deportivista siguió dominando la situación y dispuso de dos claras oportunidades para establecer el empate, pero de nuevo el cancerbero Sergio García acertó a parar ambas ocasiones deportivistas.
El encuentro volvió a tranquilizarse con el paso de los minutos antes de llegar a un tramo final en el que, debido a la necesidad de arriesgar para lograr el empate, el filial deportivista acabó encerrando en su área al Racing. En un par de lanzamientos de golpe franco estuvo a punto de empatar un encuentro que, además, el Racing terminó en inferioridad numérica por culpa de la expulsión sufrida por José Cruz. Esta situación dio más fuerzas a la escuadra local, que asedió la portería racinguista en busca del tanto del empate, pero que no fue capaz de lograrlo ante la buena defensa del cuadro visitante.

El Racing sufre para llegar a la final