Paulo Naseiro | “Se han cerrado escuelas y lugares de ocio, pero no las residencias porque son el hogar de quienes viven en ellas”

Paulo Naseiro en las instalaciones que gestiona DomusVi en Laraxe | cedida
|

Galicia cuenta con un 25% de su población mayor de 65 años, lo que se traduce en la práctica en que una de cada cuatro personas pertenece al principal grupo de riesgo frente al coronavirus. Sin embargo, factores como la configuración geográfica del territorio o la respuesta de las diferentes administraciones ha situado la tasa de mortalidad en la comunidad como la tercera más baja de todo el país. Uno de los puntos críticos en esta crisis sanitaria está siendo la gestión de las residencias, que en áreas como Madrid está dejando cifras devastadoras. En este contexto, hablamos con el director de la residencia DomusVi de Laraxe, Paulo Naseiro, para que explique los diferentes protocolos tomados en estos centros, que con 480 residentes en la comarca aún no cuenta con casos positivos.

¿Qué protocolos de seguridad se han seguido y desde cuándo? ¿Con qué clase de equipación cuentan los centros DomusVi?

Desde principios de marzo se elaboró e implantó un plan de contingencia para los centros DomusVi de la comarca que contemplaba la limitación de visitas a residentes, el uso de solución hidroalcohólica por parte de las mismas, el refuerzo de las tareas de limpieza y desinfección de los centros o la suspensión de las actividades con participación de personas externas al centro. Asimismo se revisó el stock de equipos de autoprotección disponible (guantes, mascarillas, batas, calzas, gorros...) y se trató de incrementarlo en la medida de lo posible, aunque ya empezaban a escasear en el mercado. Siempre se cuenta con una reserva de equipamiento, pues la transmisión de enfermedades infecciosas en alojamientos colectivos puede darse en cualquier momento y conviene estar preparados.

Asimismo se preparó el confinamiento por unidades, con el fin de limitar el número de residentes que están en contacto entre sí, asignando personal específico y un supervisor a cada unidad para que, de producirse contagios, se limitaran solo a una parte de la población residencial.

 

¿Qué clase de protocolo se tomaría en caso de contar con un residente o personal infectado?

Existe un protocolo elaborado por el Área Sanitaria, y que en el caso de los residentes contempla la hospitalización, el traslado a un centro integrado o el aislamiento en el propio centro. Se tomarían, además, medidas de aislamiento y vigilancia con las personas que hayan estado en contacto con el posible caso.

En cuanto a los trabajadores, tienen la orden de no acudir a trabajar en caso de presentar algún síntoma y llamar de inmediato a su centro de salud y, al igual que en el caso de los residentes, se adoptarían medidas de seguimiento con aquellas personas con las que hayan estado en contacto.

¿Se cuenta con un plan de contingencia en caso de que parte del personal sea afectado?

De hecho el plan de contingencia contempla esta eventualidad desde el principio de la crisis. El personal de los centros de Laraxe, Ferrol y Narón se reforzó con trabajadores de los centros de día gestionados por DomusVi en la comarca desde el momento en que estos cerraron sus puertas, y se elaboró una bolsa de personas a las que poder llamar en caso necesario. Evidentemente, se tratará de contratar a todo el personal que se precise.

¿Cuentan con un suministro suficiente de EPIs y formación sobre su uso? ¿Se les han provisto con material adecuado?

Por el momento, y en ausencia de casos, aunque se han realizado algunos aislamientos por prevención, sí se cuenta con las EPIs necesarias. Al stock inicial se han añadido las aportadas por la propia empresa, por el Área Sanitaria o por la Xunta de Galicia a través de la plataforma Clonegal. El personal ya cuenta habitualmente con formación para el uso de EPIs, y estos días se ha reforzado sobre todo para el personal que el plan de contingencia denomina “equipo covid” , encargado de cuidar a los casos positivos.

¿Cuál cree que es la razón del elevado número de casos en residencias por toda España?

Este virus posee una altísima capacidad de contagio, y por ello las colectividades son un caldo de cultivo perfecto. Se han cerrado escuelas, lugares de ocio, etc., pero no es posible cerrar las residencias ya que son el hogar de las personas que viven en ellas. A ello se suma la alta incidencia de la enfermedad en personas mayores. Los centros, además, no viven aislados del entorno, y en muchas zonas de España la transmisión del virus ha sido muy elevada. También hay que decir que en muchos casos las autoridades sanitarias tomaron la decisión de no derivar a los hospitales a los residentes infectados. Se buscaba no colapsar el sistema sanitario, pero a cambio se colapsaron muchas residencias.

¿Cómo están gestionando la ausencia de visitas? ¿Cómo llevan los residentes esta situación de aislamiento?

Desde el momento en que se prohibieron las visitas se envía un comunicado diario con la información relevante a todas las familias que tienen correo electrónico, en nuestro caso más de un 70%. Al resto las llamamos cada dos días, con la misma información. Asimismo se dotó al centro de un teléfono configurado para poder realizar videoconferencias, que está siendo muy utilizado, y se registran muchas llamadas telefónicas de familiares. A aquellos familiares de residentes con alto deterioro cognitivo les ofrecemos la posibilidad de enviarles fotografías.

En general nos ha sorprendido la respuesta de los residentes, y de hecho estamos aprendiendo mucho de la forma tranquila y serena en que están llevando la crisis. Hay que darse cuenta que son generaciones que han vivido épocas muy difíciles y que han sacado adelante a sus familias en condiciones muy duras. Son ellos los que nos dan ánimos día a día.

¿Cuál es el seguimiento que hace la Xunta en la residencia?

Desde el principio del estado de alarma se envía diariamente información a la Consellería de Política Social, a la Dirección Xeral de Saúde Pública y a la Xerencia de Área Sanitaria. Asimismo, el Servizo de Inspección de Maiores e Discapacidade contacta todos los días con nosotros. Hubiésemos preferido que se centralizase en un único departamento la gestión de la información, pero tratamos de responder puntualmente a todos estos organismos. l

Paulo Naseiro | “Se han cerrado escuelas y lugares de ocio, pero no las residencias porque son el hogar de quienes viven en ellas”