La acusación contra el “Moracho” pide que se eleve a 15 años la pena por un delito de asesinato

Manuel Salazar, ayer durante la vista en el TSXG | patricia g. fraga
|

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) celebró ayer la vista de apelación de la sentencia que condenó a cuatro años y tres meses a Manuel Salazar, un septuagenario conocido como “Moracho”, por el crimen de un hombre durante una pelea en una fiesta de cumpleaños en Ferrol. Los hechos ocurrieron el 12 de marzo de 2016 con casi medio millar de invitados, de etnia gitana, en la que falleció Jesús Rivero Conchado.
Durante el juicio en la Audiencia, celebrado en mayo del pasado año, el hombre reconoció que llevaba una navaja para defenderse, pero negó que su intención fuese matar a nadie durante la reyerta que se produjo. Tras un juicio con jurado, fue condenado por un delito de lesiones con instrumento peligroso en concurso con un delito de homicidio.
Por mayoría, el tribunal consideró que la víctima falleció por las heridas sufridas, pero argumentó que el procesado no tenía intención de matarlo.

Ánimo de matar
Sin embargo, la acusación particular, representada por el letrado Ramón Sierra, considera que los hechos deben ser calificados como un delito de asesinato y pidió ayer ante la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia que se eleve a 15 años la pena para este hombre. Esta parte, tal y como expuso en la vista de apelación, entiende que existe un “error” en la sentencia del tribunal del jurado al valorar “indebidamente” la prueba documental.
El letrado de la acusación considera que hubo una “inaplicación indebida” de la ley e insiste en que el acusado tenía intención de acabar con la vida del otro hombre. “Existe un evidente ánimo de matar”, sostuvo Sierra ante los magistrados del alto tribunal gallego.
Mientras, el abogado de la defensa, Manuel Ferreiro, teniendo en cuenta que la acusación particular ha recurrido la sentencia buscando una condena por asesinato, ha pedido una reducción de la condena para el acusado. En concreto, en su escrito, considera que debería rebajarse hasta un año y nueve meses la pena de prisión, dado que el tribunal jurado calificó el crimen como una legítima defensa incompleta, aunque el magistrado de la Audiencia no lo dio por bueno. Por su parte, la Fiscalía defendió que los motivos expuestos por lo miembros del jurado a la hora de emitir su veredicto son “perfectamente razonables y acordes con las pruebas realizadas”.
A pesar del acuerdo tácito de las familias de no intervenir en las vistas, durante la de ayer, el padre de la víctima profirió algunos gritos hacia el acusado, explicó su abogado.

La acusación contra el “Moracho” pide que se eleve a 15 años la pena por un delito de asesinato