Las reestructuraciones en Alstom y Gamesa se cobran 127 empleos

la última protesta en gamesa
|

Las empresas del sector eólico Gamesa y Alstom acaban de alcanzar sendos acuerdos con sus respectivos comités que se traducirán, para la comarca, en la destrucción de 127 empleos. La primera recortará en 64 personas su plantilla de la fábrica de palas que tiene en As Somozas y la segunda cerrará las instalaciones de este municipio, con 53 trabajadores, y las de Río do Pozo, con otros diez. Avanza así un poco más el proceso de desmantelamiento que vive el sector, reducido ya en la zona a lo que queda de Gamesa y sus 176 puestos.
El acuerdo alcanzado en Gamesa fue ratificado ya por las asambleas de trabajadores de los tres centros implicados, en Albacete, Tudela y As Somozas. En esta última planta, donde la propuesta inicial era la destrucción de 80 empleos, serán finalmente 64 los despidos, si bien los operarios afectados tienen la opción de entrar en un proceso de recolocaciones en otras instalaciones de la compañía.
Gamesa cerrará la planta que tiene en Albacete, con 220 empleados, y la de Tudela, con 58, y según destaca en su comunicado, “el diálogo y la voluntad de alcanzar un acuerdo por ambas partes han permitido una reducción final del número de trabajadores afectados”. Serán, en conjunto, 342 en lugar de los 394 anunciados inicialmente. La indemnización por despido se ha elevado hasta los 33 días por año trabajado.
Por su parte, en Alstom Renovables se ha alcanzado un preacuerdo que todavía se va a someter a la votación de la asamblea de trabajadores el lunes próximo. Según explicaron fuentes del comité de empresa, se mantiene la decisión se cerrar la implantación de la compañía en Galicia, es decir, las plantas que tiene en el municipio de As Somozas y en el polígono naronés de Río do Pozo, con la consiguiente desaparición de los 63 empleos asociados a ellas.
El preacuerdo mejora las condiciones de los despidos, ofreciendo a los afectados, en el caso de que se acojan voluntariamente a esta opción, 10.000 euros de indemnización más 40 días por año trabajado hasta un máximo de una anualidad. También se ofrecen prejubilaciones a partir de los 56 años con el 80% del salario neto y una revalorización anual del 0,5% y se crea una bolsa de empleo con la que se pretenden favorecer las recolocaciones. Además de los empleados de As Somozas y Narón, en Galicia se destruirán otros 30 puestos dependientes de Alstom, los de encargados del mantenimiento de parques eólicos. La compañía tiene previsto concentrar toda su actividad en el sector de las energías renovables en la fábrica que tiene en Buñuel (Navarra). En total, prescindirá en España de 373 empleados.
Desde el comité se calificó de escaso el plan social conseguido teniendo en cuenta que la división eólica de Alstom tiene beneficios. Los trabajadores consideran, por ello, que el cierre no mejorará los resultados del grupo “sino todo lo contrario”. 

Las reestructuraciones en Alstom y Gamesa se cobran 127 empleos