Reportaje | Un ferrolano, entre los 300 miembros de una cumbre liderada por Barak Obama

Carlos Caraglia, en su empresa, Earth 360, ubicada en la calle Dolores y que es también la sede de Glackma | daniel alexandre
|

El fotógrafo, explorador, documentalista y activista medioambiental ferrolano Carlos Caraglia se embarca mañana en un nuevo proyecto que le llena de satisfacción. Contrariamente a lo que es habitual en él, no se trata de una nueva expedición a algún rincón del planeta. En esta ocasión, Caraglia formará parte de un selecto grupo integrado por 300 líderes de opinión que participarán en la I Cumbre de Innovación Tecnológica y Economía Circular. Los candidatos son elegidos directamente por la organizadora de la cita, la Fundación Advanced Leadership (ALF). Se trata de una entidad sin ánimo de lucro con sede en Washington DC y delegaciones en Madrid y Buenos Aires que está comprometida con la identificación y formación de líderes mundiales.
Carlos Caraglia asegura que desde que se ha implicado en la lucha contra el cambio climático ha vivido experiencias maravillosas, desde colaborar con Apple hasta realizar grandes expediciones con científicos muy destacados o participar en grandes congresos con documentalistas de la BBC y de National Geographic. “Lo que nunca me hubiese imaginado es que me fueran a escoger entre casi 2.000 candidatos para ser uno de los 300 líderes de la cumbre; ha sido algo espectacular. Desde luego uno no tiene todos los días la oportunidad de departir con Barak Obama y con Premios Nobel. Es un honor, una suerte inmensa”, asegura el activista local. Fue la propia organización la que se puso en contacto con el ferrolano, cuyo perfil se adapta a la clase de líder de opinión que quieren formar en este encuentro internacional.
Caraglia entiende que la implicación de los políticos en el desarrollo de cualquier medida medioambiental es fundamental. “Sin políticos no se puede avanzar en materia medioambiental, deben estar plenamente implicados”. En cuanto a la vertiente económica de la cumbre, el documentalista sostiene que economía y lucha ambiental deben ir de la mano. “El modelo económico actual debe sustituirse, es muy depredador y cortoplacista y está condenado a desaparecer”, destaca.
El objetivo de la cumbre es concienciar sobre cómo la economía circular y la innovación son ventajas competitivas para empresas, instituciones, empresarios y el país en su conjunto, promoviendo así una transición más rápida y eficiente hacia un modelo económico sostenible en España. También se busca crear una red nacional de activistas civiles por la economía circular integrada por los 300 líderes seleccionados.
El 44º presidente de los Estados Unidos, Barak Obama, junto con Sir Christopher A. Pissarides y Finn Kydland, galardonados con el Nobel de Economia de 2010 y 2014, respectivamente, junto con Barry Barish, Nobel de Física en 2017, encabezarán la cumbre y se encargarán de formar a los 300 líderes. Junto a ellos estarán también otros expertos internaciones, entre los que se encuentran Ndaba Mandela, presidente de Africa Rising; Dasho Karma Ura, ministro de la Felicidad del Reino de Bután; Zurab Pololikashvili, secretario general de la Organización Mundial de Turismo; Alzbeta Klein, de International Finance Corporation (Banco Mundial); Cristina Garmendia, presidenta de Cotec; José Luis Bonet, presidente de Incyde; Rebeca Minguela, CEO de Clarity; y Diego Fernández Elices, director general de Inversiones.
Carlos Caraglia asegura que esta cumbre es una oportunidad enorme para seguir mejorando conocimientos y currículum, además de un escenario perfecto para ampliar contactos, algo fundamental para su profesión.
Sede de la Asociación Glakma
El activista ferrolano dirige su empresa Earth 360, con sede en la calle Dolores y especializada en producciones audiovisuales, donde también se ofrece material de Panasonic y cursos.
La oficina se ha convertido también en la sede gallega de Glackma (Glaciares, Criokarst y Medio Ambiente), una asociación científica sin ánimo de lucro fundada en 2010 que ha venido realizando trabajos de manera ininterrumpida en lugares estratégicos del planeta, lo que les ha llevado a estudiar la evolución de los glaciares como sensores naturales del calentamiento global, integrando ciencia, investigación, divulgación, aventura y atracción por lo desconocido. Su espíritu emprendedor y sus múltiples ideas le permiten estar trabajado continuamente desde Ferrol, “un paraíso sin masificar desde el que se puede hacer absolutamente de todo desde el punto de vista laboral si uno tiene iniciativa y buenas ideas”, asegura Caraglia, quien reconoce que tiene carga de trabajo para los próximos dos años. Entre sus proyectos se encuentra también una colaboración con Record Time, una empresa que se encarga de estrenos de grandes producciones cinematográficas.
Sus planes futuros incluyen embarcarse de nuevo en una expedición de seis meses a Groenlandia y prevista para el próximo año. l

Reportaje | Un ferrolano, entre los 300 miembros de una cumbre liderada por Barak Obama