Ferrol quiere convencer a los peregrinos de que se queden varios días en la ciudad

La propuesta se lanza ahora con vistas a que a medio plazo se pueda recuperar la actividad turística | jorge meis
|

El Concello de Ferrol busca retener en la ciudad a los peregrinos que inician el Camino Inglés y les ofrece paquetes turísticos con los que pueden pernoctar y también disfrutar de experiencias gastronómicas y culturales. Se busca aprovechar al máximo la oportunidad que brinda el hecho de ser uno de los puntos de inicio preferidos por los caminantes, con la esperanza puesta en que la situación sanitaria mejore y en verano se pueda recuperar parcialmente el sector. De hecho, debido a esta coyuntura excepcional, desde el Vaticano se ha extendido el Año Santo también a 2022.

Se ofertan precios para grupos o de forma individual, incluyendo dos noches en establecimientos hoteleros o sin pernocta, y se ofrecen cenas especiales, mariscadas, visitas al Ferrol Ilustrado, al Modernista, a las Meninas de Canido, al Arsenal, entradas a museos, menú gastronómico, picnic para el camino o paseos en barco por la ría, entre otras propuestas. Los precios oscilan entre los 65 y los 285 euros, en función de los establecimientos y de las experiencias elegidas.

La concejala Eva Martínez Montero dio a conocer esta iniciativa, ya en marcha, que se lleva a cabo al abrigo del plan “Ferrol, Cidade Viva” y en colaboración con Cites (Centro de iniciativas turísticas, económicas e sociais de Ferrol) y con la agencia de viajes Galitur. 

Se han sumado a la iniciativa el Hotel Almirante, el Parador y el Hostal Zahara; los restaurantes O Camiño do Inglés, El Foro, A Maruxaina, Casalexo y Taberna del Kraken; Servicios Marítimos, el Museo Naval y Exponav. También se recomienda la visita a establecimientos catalogados como “Amigos del Camino Inglés”, como A Casa do Fumador, Gascón, Amador, El Rápido, La tienda de Belén, floristería La Ilusión, librería Central Librera y el Museo de la Semana Santa.

El plan persigue “reter ao peregrino un par de noites na nosa cidade”, apuntó Martínez.

Ferrol quiere convencer a los peregrinos de que se queden varios días en la ciudad