Tsuzuki hace historia en el Abanca Galicia Classic de Pantín

|

La niebla, la lluvia y el viento parecían estar esperando detrás de la loma de Pantín para, ­desafortunadamente, hacer acto de presencia pocos minutos antes del inicio de la final femenina del Abanca Galicia Classic Surf Pro. Unas adversas condiciones meteorológicas que, sin duda, restaron espectacularidad a la manga final de este QS 10.000. Eso sí, fuera del agua, obligando a muchos de los aficionados a parapetarse bajo sus toallas, sudaderas o lo que tuviesen a mano.

Y es que para la australiana Bronte Macaulay –undécima en el Championship Tour– y para la japonesa Amuro Tsuzuki –56 en el ranking de las Qualifying Series– no importaba la lluvia ni el viento en las aguas valdoviñesas, mientras que sus compañeros y amigos animaban fervorosamente desde las instalaciones habilitadas para los deportistas, ellos también aguantando, literalmente, el chaparrón. En una factoría de olas un tanto parada en la jornada de ayer, fue la nipona la que comenzó mandando desde los primeros minutos de los 35 de los que constaba esta final. De hecho, el 5,67 con el que puntuaron su primera onda fue, a la postre, clave para que, por primera vez en la historia, una surfista japonesa lograse el triunfo en una cita de esta puntuación en el QS.

Opciones
Macaulay lo intentaba en un escenario en el que “elegí ser surfista profesional”, manifestaba antes del inicio, pero con un 5,17 fue lo más cerca que se quedó de la nipona, cambiando incluso su zona de acción, moviéndose hacia la izquierda de la playa y acercándose más a la orilla. Una jugada que, ­desafortunadamente para ella, no fue suficiente. Los minutos se iban sucediendo para estas dos competidoras que llegaban hasta la final desde la ronda 1 y, a falta de dos minutos para el final, Amuro dio el golpe definitivo con el que resolvía su título. Un 6,5 que resultó imposible de supera para la australiana, a pesar de intentarlo hasta el final.

La joven japonesa salió del agua, como viene siendo habitual, arropada por los suyos y la emoción poco más le dejó decir que “no se cómo explicarlo, estoy muy feliz”, si bien posteriormente sí que pudo añadir que “me encanta España, sobre todo la comida, especialmente el pulpo gallego, que es una auténtica delicia”. Y su alegría no era para menos. Amuro llegaba a Pantín sin ningún tipo de etiqueta, y con el triunfo en el Ichinomiya Chiba Open de 1.000 puntos como mejor registro esta campaña. Y esta cifra por diez fue lo que subió al ranking de la nipona ayer, lo que la catapultó de la posición 56 a pasar a formar parte del “top 10” en el Qualifying Series, siendo octava.


La japonesa, además, firmó en dos ocasiones la mejor ola, en la ronda 2 –9,07– y en la 3 –9–, así como la mejor puntuación acumulada. Previamente, Amuro se había deshecho de Silvana Lima y de Chelsea Tauch en cuartos y semifinales, mientras que Macaulay hizo lo propio ante Philippa Anderson y Macy Callaghan.

Masculino
Los "riders" masculinos también entraron en liza ayer, con la eliminación del gallego Gony Zubizarreta y del vasco Andy Criere en la ronda 1. Vicente Romero es el único español en liza, después de ser primero en su manga y avanzar hasta la ronda 3. “Espero que me tengan que cambiar el billete”, bromeaba el local, ya que, cabe recordar, esta semana empieza el Mundial en Japón.

Tsuzuki hace historia en el Abanca Galicia Classic de Pantín