Navantia expone la aplicación del concepto gemelo digital en las F-110

Diario de Ferrol-2019-04-04-005-e42d01e9
|

El grupo naval público Navantia participó el pasado martes día dos en la primera jornada de la quinta edición del ciclo de conferencias Symtex, en el que expuso el concepto de gemelo digital y su aplicación a las futuras fragatas F-110 que serán fabricadas en las instalaciones de la ría de Ferrol.

Esta novedosa tecnología supone uno de los baluartes en la conversión de la compañía al modelo 4.0, permitiendo una ventaja competitiva no solo a la hora de desarrollar los buques del futuro, sino también como herramienta de diagnóstico e implantación de mejoras a lo largo de toda la vida útil de las naves.

Tal y como explicó el general de división Francisco Javier Abajo, de la Dirección General de Armamento y Material (DGAM), en la conferencia sobre los retos de la transformación digital recogida por el portal Infodefensa, esta tecnología permite simular diferentes escenarios a los que tendrá que enfrentarse el buque. Es, en otras palabras, un sistema que permite crear una réplica virtual de la nave en cuestión para el análisis de respuestas en toda clase de situaciones.

Así, el gemelo digital abre la posibilidad de simular toda clase de escenarios sin tener que asumir riesgos. De este modo es posible comprobar la respuesta del buque en esta clase de situaciones minimizando los costes y estableciendo un entorno que, dentro del programa, se acerque más a la situación real. Esta tecnología, además, resulta de gran ayuda a la hora de diseñar, producir e instalar actualizaciones en los barcos, dado que permite analizar las funcionalidades –y posibles errores– de dichas mejoras sin que por ello se deba poner en riesgo la integridad estructural de los mismos.

Durante la conferencia, el director de transformación digital de Navantia, Donato Martínez, explicó que, en el caso de las futuras fragatas F-110, se desarrollará un gemelo digital que permitirá una mejor toma de decisiones y el correcto mantenimiento de las mismas, dada su capacidad de evaluar los resultados de cada modificación instalada.

Tal y como detalla el grupo naval público en su dominio web, esta tecnología permite crear una réplica tridimensional del buque a partir de su propia construcción, “alimentándolo” con datos a lo largo de su vida útil. Esta información permite tener una imagen actualizada de la nave, haciendo posible “visualizar el estado y condición de aquel a miles de millas de distancia”. Además, el gemelo digital abre la posibilidad de “entrelazar el entorno físico del producto con el virtual mediante la aplicación de tecnologías como la computación en la nube, el aprendizaje automático o el internet de las cosas”.

Según la propia compañía, durante la fase de diseño y construcción de las fragatas se desarrollará su gemelo de manera paralela, introduciendo en su perfil todas las eventualidades que puedan surgir en el proceso; después, se entregará dicho gemelo al comprador del buque.

Navantia expone la aplicación del concepto gemelo digital en las F-110