Los floteles sí requieren, ahora, la aprobación de la matriz de Pemex

|

“Agora se recoñece que efectivamente si estaban os contratos pendentes”, explicó el presidente del comité de empresa de Navantia, Ignacio Naveiras, tras dos horas de reunión con responsables de la compañía, de la SEPI y de la Xunta. Después de que el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, anunciase el domingo en México que se había “desatascado” el asunto de la construcción de los dos floteles para Pemex, se puso de manifiesto que los acuerdos suscritos con Pemex Norteamérica el 19 de septiembre pasado, en presencia de Alberto Núñez Feijóo, han de superar todavía el trámite de la empresa matriz.

Naveiras recordó que durante los últimos meses se acusó a los comités de poner en peligro la construcción de los buques cuando manifestaban su inquietud por la escasa información disponible al respecto. Recapitulando, señaló también el representante de los trabajadores que hubo quien proclamó que “o dique o carga de trabajo”, mientras que los afectados defendían “dique y carga”, “e a realidade é que a día de hoxe nin hai dique nin hai carga de traballo, e á vista está que os gobernos de Madrid e Santiago non están a apostar por esta comarca”.

 

los 25 barcos

“Pretenden que saiamos cantando e dando vítores porque poden aparecer 25 barcos”, dijo Naveiras en referencia al anuncio del ministro de Asuntos Exteriores de que se están dando pasos para realizar otro pedido por ese volumen de embarcaciones. El presidente del comité señaló, en este sentido, que también se anunciaron ya 14 remolcadores y dos quimiqueros que “non son máis que seguir inchando un globo de esperanza”

Como se sabe, actualmente Navantia solo tiene en construcción en la ría de Ferrol el segundo buque anfibio para Australia. Se estima que el próximo verano estará prácticamente agotada la carga de trabajo, por lo que prácticamente no habrá ocupación para las industrias auxiliares y la plantilla propia se situará en un alto índice de subactividad. Durante el último año y medio se estima que han sido más de 1.800 empleos los que se han destruido en las empresas subcontratistas de los astilleros públicos de la ría ferrolana.

 

Los floteles sí requieren, ahora, la aprobación de la matriz de Pemex