Una ola de atentados en el centro Viena causa varios muertos y quince heridos

Un grupo de policías armados registra a un hombre en la zona donde se produjo un tiroteo | ep
|

Varias personas murieron y otras quince resultaron heridas en una serie de atentados con armas de fuego cometidos ayer en seis puntos del centro de Viena, confirmaron los servicios sanitarios de la capital y la Policía. “No podemos aún establecer una cifra, estamos aún tratando de tener una visión general”, explicó a la agencia APA Daniel Mercher, de los servicios de urgencias.

La Policía confirmó oficialmente que hay una víctima mortal y varios heridos graves, entre ellos un agente, y que uno de los atacantes fue abatido por disparos de los policías.

El Gobierno austríaco había confirmado minutos antes que hay varios heridos y que posiblemente habría también fallecidos, y calificó los ataques de “aparentes atentados terroristas”.

Los servicios sanitarios establecieron un punto de emergencia en el centro de la ciudad para atender a los heridos según su gravedad, informa APA.

El ministro del Interior, Karl Nehammer, aseguró que varias personas con armas largas habían participado en el ataque y pidió a la población que se mantenga en sus casas dado que se desplegó un amplio dispositivo policial para localizar a los atacantes.

Uno de los tiroteos se produjo sobre las 19.00 horas en la calle donde está una de las sinagogas más importantes de Viena, donde en 1981 se produjo un atentado que dejó dos muertos. Esa calle forma parte de una de las zonas de ocio nocturno más populares de Viena, y muchas personas aprovechaban allí las últimas horas abiertas de los bares antes de que a partir de esta noche entrase en vigor un toque de queda y un cierre por un mes.

Mientras, la organización Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) exhortó ayer a los musulmanes a “matar a cualquier persona que insulte a Mahoma”, en un comunicado referido a la actual crisis de las caricaturas y a la polémica suscitada con Francia desde varios países islámicos.

En su “agencia” Al Andalus, órgano en internet donde siempre emite sus comunicados, AQMI considera que el boicot comercial que está en curso en varios países musulmanes contra productos franceses “no es suficiente” y hay que responder con “dureza”.

“No hay que pedir el permiso de nadie para matar a quien insulta al profeta”, afirman, y reproducen las palabras de un “hadiz” (frases atribuidas a Mahoma), una especie de ley del talión que dice: “Venganza (por), venganza; sangre (por) sangre; destrucción (por), destrucción”.

Por su parte, el ministro francés de Interior, Gérald Darmanin, afirmó ayer que su país va a reforzar el control de las fronteras y expulsará a extranjeros sospechosos de integrismo islámico, después de la serie de atentados terroristas que sufrió el país en apenas un mes. 

Darmanin explicó, en una entrevista al canal “BFMTV”, que en el último mes dieciséis sospechosos de radicalización fueron expulsados y que pidió a los prefectos (delegados del Gobierno) que sean internados otros extranjeros en situación irregular.

Una ola de atentados en el centro Viena causa varios muertos y quince heridos