Una delegación de Catar realizó ayer una visita al astillero de Navantia Ferrol

|

Una delegación de Catar realizó en la mañana de ayer una visita al astillero de Navantia Ferrol y al Arsenal militar, en el marco de un viaje orientado a recabar información de cara a la próxima resolución del concurso internacional convocado para la construcción de corbetas y patrulleros. Desde la compañía pública no se facilitaron datos sobre el encuentro, aunque son conocidas las grandes expectativas y esfuerzos que se han dedicado en los últimos dos años a ganar dicho contrato.
Se trata de un pedido que incluye la construcción de seis patrulleros y cuatro corbetas, valorado en 3.000 millones de euros. Navantia ha llegado a la fase final con franceses y alemanes, y no está claro que Catar vaya a adjudicar necesariamente a una única empresa todo el encargo. De hecho, diversas informaciones apuntan a que los catarís podrían repartir negocio a varios astilleros europeos.
En todo caso, se espera que Catar decida pronto y la feria sectorial que se celebra en Doha la próxima semana, del 25 al 27, se presenta como una cita decisiva para conocer las inclinaciones del cliente. Una delegación comercial de Navantia acudirá al evento para volver a defender una oferta presentada hace dos años, por la que ha apostado el Rey Don Juan Carlos a través de alguna misiva –aunque sus problemas de salud han impedido defender la oferta española en persona aprovechando sus buenas relaciones con la familia real del emirato– y que ha llevado a Navantia a abrir una oficina comercial en aquel país. Es una de las escasas opciones en el mercado de construcción naval militar que traería trabajo a las gradas del grupo público, por otra parte, cuando abundan cada vez más los contratos de transferencia tecnológica. n

Una delegación de Catar realizó ayer una visita al astillero de Navantia Ferrol