Unas 250 personas recrean la batalla de Brión

|

Cerca de 250 personas se reunieron ayer para recrear la tradicional batalla de Brión, que este año conmemoró su 216 aniversario, acto organizado como siempre por la AVV Castelao de Brión.
Desde la entidad vecinal destacaron que el día soleado favoreció, sin duda, la amplia asistencia de público, después de que el año pasado las inclemencias meteorológicas condicionasen una de las ediciones con menos participación de los últimos veranos. No obstante, tanto los vecinos de la parroquia como otros interesados se volcaron en contribuir a que la cita saliese “perfecta”, tal y como indicaron desde la organización.
La celebración contó con los dos itinerarios habituales. El primero –el bando inglés– partió en lancha del muelle de Curuxeiras para trasladar a los participantes a la rampa del castillo de San Felipe, desde donde comenzaron un recorrido de doce kilómetros, pasando por las ruinas de Monte Ventoso, donde históricamente se dio la voz de alarma sobre el acercamiento de los invasores.
En cambio, los defensores salieron del local de la asociación y recorrieron 3,5 kilómetros hasta llegar al lugar del enfrentamiento en los montes de Cha, en el que tuvo lugar la recreación de la batalla con los participantes ataviados de acuerdo al bando al que perteneciesen. Como ocurriese hace 216 años –y en cada recreación desde su implantación en 1990–, los vecinos ferrolanos lograron repeler el ataque enemigo y vencer a los ingleses utilizando sus azadas, horquillas y utensilios de labranza como armas.
Posteriormente todos tomaron parte en una comida de fraternidad y, ya por la tarde, se llevaron a cabo juegos infantiles que, este año, fueron más que en ediciones anteriores, redondeando así la conmemoración. También hubo tiempo a que los adultos demostrasen sus capacidades de canto.
Durante una buena parte del recorrido, así como en la propia batalla, estuvieron presentes el alcalde ferrolano, Jorge Suárez, y el concejal de Participación Cidadá, Álvaro Montes. Además, hubo música de gaitas y tambores para amenizar la jornada.

Unas 250 personas recrean la batalla de Brión