La “Blas de Lezo” escolta al buque insignia de la Armada francesa

Diario de Ferrol-9999-99-99-999-a14e6860
|

La F-103 zarpó ayer del Arsenal de Ferrol para incorporarse a una actividad de adiestramiento combinado con el grupo aeronaval del portaaviones francés “Charles de Gaulle”, en aguas del mar de Alborán. La misión se desarrollará hasta el 13 de abril y consiste en la escolta antiaérea del buque insignia de la armada gala.

Durante ese tiempo, la “Blas de Lezo” participará en ejercicios internacionales, como el “Joint Warrior 20-1”, en el norte del Reino Unido, o el “Frisian Flag 20”, en las inmediaciones de Dinamarca. Tiene programada presencia naval en Brest (Francia) y Copenhague (Dinamarca) y está previsto su regreso a puerto a mediados de abril, en una fecha todavía por determinar.

La fragata se certificó como escolta del portaaviones “Charles de Gaulle” el pasado diciembre, en actividades operativas que sirvieron como entrenamiento previo a esta acción. En esta agrupación aeronaval participan también fragatas de Estados Unidos, Alemania, Bélgica, Holanda y Portugal.

La “Blas de Lezo” cuenta con una dotación de 185 efectivos y con una Unidad Aérea Embarcada, compuesta por un SH-60B de la décima Escuadrilla de Aeronaves, y controladores del Grupo Aéreo Embarcado de la Flotilla de Aeronaves. Está comandada por el capitán de fragata Juan Carlos Pérez Guerrero. 

La F-105, en el sur de Italia
La F-103 estuvo integrada en el grupo permanente de la OTAN SNMG-2 en el segundo semestre del año pasado, realizando ejercicios conjuntos con marinas aliadas en el Mediterráneo. La última misión de ese despligue fue precisamente dar cobertura al portaaviones “Charles de Gaulle”, dentro del ejercicio PEAN 19.

La fragata “Cristóbal Colón” está también de maniobras fuera de su base. Participa en el ejercicio antisubmarino de la OTAN “Dynamic Manta 2020”, que comenzó el lunes 24 de febrero y en el que se integran unidades de varios países aliados. Antes, la F-105 ya se había sumado a las reuniones de coordinación previa, en el fin de semana del 21 al 24, celebradas en el puerto siciliano de Catania. 

Durante la primera semana de actividad, la fragata “Cristóbal Colón” realizó diversos ejercicios de guerra antisubmarina “que le han permitido adiestrar a su dotación en la detección y seguimiento de submarinos, así como en el control y coordinación de medios aéreos”, explica el Ministerio de Defensa. El “Dynamic Manta 2020” continuará con este tipo de acciones, de intensidad creciente, hasta este viernes.

Con este ejercicio continúa la actividad operativa de la fragata en 2020, que comenzó con su participación en el MAR-31, en aguas del litoral gallego y en el mar Cantábrico el pasado mes de enero. 

La “Cristobal Colón” tiene para esta navegación una dotación de cerca de 170 personas, además de un helicóptero SH60-B de la décima Escuadrilla de Aeronaves, que refuerza sus capacidades. Está comandado por el capitán de fragata Juan Bautista Payá Martínez. Ambas fragatas, como todas las de la serie F-100, aportan a estas maniobras internacionales su sistema de combate Aegis y el radar multifunción SPY-1D, que proporcionan una gran capacidad antiaérea, tanto en detección, como en capacidad de fuego.

La “Blas de Lezo” escolta al buque insignia de la Armada francesa