El Gobierno presentará un nuevo estatuto para Alcoa en dos meses

el ideal gallego-2019-02-06-006-beeee2bc
|

La Delegación del Gobierno acogió ayer la sesión inaugural de la mesa de seguimiento de Alcoa, que se encargará de supervisar el proceso por el cual la planta coruñesa, así como su gemela de Avilés, sufrirán una reconversión para poder encontrar un nuevo comprador. La fecha límite es el 30 de junio, pero primero es necesario cambiar el marco eléctrico  puesto que la energía supone el mayor coste de producción del aluminio La  ministra de Industria, Reyes Maroto, espera que el estatuto, que actualmente se halla en período de consultas, se pueda presentar en el Parlamento dentro de dos meses.  


Maroto se mostró convencida de que existe un futuro industrial para la planta de aluminios. “No es un problema de demanda, ni de mercado, es un problema de competitividad” y este problema se resolverá en su mayor parte con un coste energético mucho más bajo. “Será un buen estatuto que nos dará el instrumento que necesitamos para garantizar la competitividad. No solo de Alcoa, sino de todo el sector, pero en especial de esta empresa”. 


Por su parte, desde la Consellería de Economía piden que en la próxima reunión este presente en la mesa el ministerio de Transición Ecológica y deseó que en el borrador que preparan se incluyan sus propuestas. Por su parte, la CIG criticó que no se le permita enviar un delegado a la mesa de Madrid y denostó que se haya tardado tanto en poner en marcha el estatuto. La ministra recordó que ya se han llevado a acabo otros instrumentos públicos, como una mejora importante en el contrato de relevos, una fórmula que permite a los trabajadores retirarse de forma parcial antes de llegar a la edad de jubilación y a la empresa, contratar personal más joven pero con menores sueldos. 

Cierre de cubas 
La titular de industria recordó lo mucho que se ha tenido que luchar para llegar a este punto desde que se abrió la crisis, con la notificación del ERE por la multinacional americana el 17 de octubre  “Estamos en un contexto distinto, hemos ganado tiempo”, recordó. Pero también se han exigido sacrificios: uno de ellos, el cierre de 50 de las cubas electrolíticas donde se transforma el mineral de alúmina en aluminio primario, y  que se llevó a cabo a la seis de la tarde. Miguel Conde, delegado de CCOO,  lo expresó así: “Hoy se va a paralizar parte de nuestro corazón. Para mis compañero y para mí es un trauma”. 

La razón es que cuando se enfría, el aluminio deja inutilizada la cuba y dejarla operativa de nuevo es muy difícil. A los trabajadores no les quedó otra opción que hacerlo en las mejores condiciones posibles para que en este plazo de cuatro meses y veinte días posibles se pueda arrancar a la mayor brevedad y con todas las garantías para un posible inversor.  

Búsqueda de inversor 
A este respecto, Maroto se mostró muy elusiva. Ni siquiera quiso mencionar el número de ofertas que el Gobierno y Alcoa estudian por las plantas, aunque la ministra asegura que existen, con distintos perfiles: españoles, fondos de inversiones... En algunos casos, empresas que ya se habían puesto en contacto con Alcoa en meses anteriores, y que la multinacional rechazó. 


Ni siquiera se sabe si se van a vender las dos plantas de forma conjunta por separado. “No partimos de cero”, insistió Maroto, que recordó que las condiciones para comprar a Alcoa mejorarán con el nuevo estatuto.

El Gobierno presentará un nuevo estatuto para Alcoa en dos meses