lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

La asociación Parkinson Ferrol colabora en una línea de investigación con la UDC

Estudio Parkinson

Contar con el apoyo de personas que padecen una enfermedad ayuda a los investigadores a avanzar en la mejora de esta, por eso, la colaboración de la asociación Parkinson Ferrol con INEF Galicia, de la Universidade da Coruña, está permitiendo descubrir cuestiones que sin muestreos prácticos no podrían llevarse a cabo.
Un total de siete pacientes –se prevé que puedan ampliarse hasta 10 o 12– de la entidad ferrolana se someten a las pruebas que el Motor Control Group, un equipo de investigación de aprendizaje y control del movimiento humano, asociado a la facultad de Ciencias del Deporte y la Eucación Física de la Universidade da Coruña, para ayudar en una línea de trabajo que se encarga de analizar y avanzar en la rehabilitación de la marcha de estos pacientes con Parkinson.
Así, la graduada en fisioterapia y master interuniversitario de Neurociencia Helena Fernández Lago se desplazó esta semana a la entidad para explicar y continuar con el trabajo, y que actualmente se encuentra realizando la tesis doctoral sobre el efecto de una doble tarea en la marcha de pacientes con la enfermedad de Parkinson.
Se trata, como explica esta profesional, de dar un paso más en cuestiones ya demostradas, como que caminar en la cinta mejora la marcha de personas que padecen esta enfermedad una vez que se trasladan al suelo. En este caso, indica, la novedad radica en combinar el “tapiz rodante” con la estimulación cerebral no invasiva, que permite llegar a zonas dañadas del cerebro y, combinado con esas marchas en la cinta, tiene efectos positivos en el aprendizaje motor.
Como explica Helena Fernández, no se trata de una técnica invasiva y no es adversa para los pacientes, ya que se les aplica una corriente baja, que casi no se percibe.
Hasta ahora las mejoras están documentadas en casos de hemiplegia pero en Parkinson todavía se está estudiando y por eso se precisa de estas investigaciones para poder desarrollar, posteriormente, terapias coadyuvantes.
El estudio que se está desarrollando con los pacientes de la entidad ferrolana consiste en cinco sesiones de dos horas y media cada una y se está llevando a cabo durante todo el año aunque la parte práctica con los pacientes comenzó en abril y se espera que en diciembre pueda estar concluido. Aunque la edad media de las personas que participan en la investigación es de entre 50 y 60 años, hay pacientes que tienen 45 y el mayor 85.
Fernández explica que antes de empezar con las estimulaciones, se evalúa el estado del paciente con cuestiones como la amplitud de paso, velocidad, frecuencia, etc., con el fin de, una vez terminadas las sesiones, volver a comprobar si ha avanzado o no y si se han producido cambios en los reflejos y en la estimulación cerebral, ya que se pretende actuar sobre el sistema nervioso central.
Hasta el momento, esta investigadora está muy contenta del trabajo realizado en Ferrol y espera poder contactar también con entidades de las ciudades de Santiago y Lugo para completar el trabajo.

La asociación Parkinson Ferrol colabora en una línea de investigación con la UDC

Te puede interesar