El único capaz de puntuar en el Camp Nou y el Bernabéu

Pedro Alcalá celebra la victoria de su equipo frente al Real Madrid | efe
|

El Girona se convirtió el pasado domingo en el único equipo de Primera División que esta temporada ha conseguido puntuar en el Camp Nou y en el Santiago Bernabéu.

El luchador conjunto de Eusebio Sacristán, que en el mes de setiembre ya había arañado un meritorio empate en el Camp Nou (2-2), frenó la pésima racha que le había situado a tan solo un punto de las posiciones del descenso, de hasta diez jornadas consecutivas sin conocer la victoria y seis derrotas seguidas, con una histórica victoria en el feudo blanco (1-2).

Al alcance de pocos
En las últimas cinco campañas, tan solo el Atlético de Madrid, en la 2013-14 y en la 2016-17, y el Valencia, en la 2013-14, habían podido frenar a los dos gigantes del balompié español en su estadio en la liga.

El triunfo del Girona, el cuarto equipo catalán en vencer en el Bernabéu después del Barcelona, el Espanyol y el Gimnàstic de Tarragona, tiene todavía más valor si se tiene en cuenta que Eusebio Sacristán había perdido los nueve encuentros que había disputado hasta la fecha contra el Real Madrid como entrenador, con un estrepitoso balance de ocho goles a favor y hasta veintinueve en contra.


El técnico vallisoletano se vengó del conjunto blanco con una victoria que puso fin a la dramática dinámica del Girona, que tan solo había sumado cuatro de los últimos treinta puntos posibles.

Uno de los principales protagonistas de la inesperada victoria del conjunto de Montilivi, que ha anotado siete dianas en sus tres visitas al Santiago Bernabéu desde que aterrizó en la elite, fue el delantero uruguayo Cristhian Stuani, que, desde el punto de penalti, marcó su decimotercer tanto en LaLiga.

Stuani, protagonista
Stuani se ha consolidado así en la tercera posición del pichichi, por detrás de los jugadores azulgranas Lionel Messi y Luis Suárez, y situado en el segundo puesto de la clasificación de futbolistas de la historia de Primera División que han chutado más penas máximas sin errar ninguna, con un total de catorce en su casillero.

Entre el ariete charrúa, que con sus goles le ha dado al Girona trece de los veintisiete puntos que tiene en estos momentos, y Portu, que culminó la remontada rojiblanca, la segunda desde que el equipo desembarcó en la máxima categoría del fútbol estatal, han firmado 49 (34+15) de los 75 goles del equipo en Primera, el 65 por ciento.


Números que han convertido al Girona en el matagigantes de Primera.

El único capaz de puntuar en el Camp Nou y el Bernabéu