El rodaje de “El desconocido” invita a los coruñeses a ver el cine desde dentro

La actriz Goya Toledo protagonizo buena parte del rodaje de ayer
|

Pocos pudieron resistirse ayer a ser público privilegiado en el rodaje de la película “El desconocido”. A media mañana, a pesar de que la lluvia no animaba a detenerse, el despliegue de cámaras, técnicos y actores en el entorno del Obelisco resultaba demasiado tentador como para pasar de largo.

El hecho de que el rodaje se celebrase en un día de diario, y no en domingo –como lleva sucediendo desde mediados de mes–, hizo, pese a lo que podría suponerse, que los pares de ojos que no se perdían detalle de lo que sucedía fueran muchos. A medida que avanzaba el trabajo del equipo de la película se sumaban espectadores que acabaron por hacer de la zona un patio de butacas en el que los más afortunados tenían incluso asiento de primera fila en los bancos de la calle.

Con la ciudad convertida en plató de cine, la historia que ayer se desarrollaba en el Obelisco tiene también como localizaciones al aire libre la plaza de Pontevedra, los Cantones, la Torre de Hércules, el puerto, el Acuario y Juan Flórez. Todo un paseo por la ciudad que –al margen de lo que pueda variar el montaje– quedará reflejado en la cinta, producida por Vaca Films, cuyo lanzamiento en la gran pantalla está previsto para finales del próximo año.

En la sesión de ayer, los dos protagonistas, Luis Tosar y Goya Toledo, acabaron registrados en las cámaras del rodaje y en los teléfonos del público. Al terminar el trabajo, abrazos y felicitaciones del equipo y más de un aplauso de los presentes.

El rodaje de “El desconocido” invita a los coruñeses a ver el cine desde dentro