Denuncian por insolvencia punible al constructor cariñés condenado por no hacer entrega de un chalé

Diario de Ferrol-2013-10-24-005-e6da5207
|

El caso de Generosa Orizales, la vecina de Cariño enferma de ELA  que falleció en 2011 a los 53 años sin haber podido disfrutar de la casa que le había comprado al titular de Promociones Rolmade, Antonio Rodríguez Teijido, y que le resultaba muy necesaria debido al progresivo deterioro degenerativo que sufría, sigue sin resolverse. El empresario en cuestión fue condenado a indemnizar a la familia de la fallecida con la suma de 123.497,52 euros, más los oportunos intereses legales, toda vez que nunca hizo entrega de la vivienda.
La sentencia del Juzgado de Ortigueira fue ratificada en julio de 2012 por la Audiencia Provincial de A Coruña, pero, a pesar del tiempo transcurrido, todavía no se ejecutó.
En vista de la situación, el viudo de Generosa Orizales, José Francisco Morales, promovió, a través de su abogado, el letrado ferrolano Juan Ramón Niebla Álvarez, el embargo de bienes suficientes del constructor-promotor por el importe de la indemnización.
Entre otras propiedades, el secretario judicial dictó un decreto acordando el embargo de un inmueble sito en la avenida de Galicia de As Pontes y de otro en la calle Orzán de A Coruña. Con posterioridad, se solicitó nuevamente la actuación de la situación de bienes de Promociones Rolmade y la Oficina de Averiguación de Patrimonial remitió a los afectados una relación en la que ya no figuraban los reseñados anteriormente.
En vista de la situación, José Francisco Morales interpuso ahora una querella por un supuesto delito de insolvencia punible contra Antonio Rodríguez Teijido, en la que se refiere que procedió a la venta de esos dos bienes cuando estos ya estaban embargados en el procedimiento de ejecución de la sentencia, impidiéndo así que se pueda llevar a efecto.
Según la información recogida al respecto por este periódico, el denunciado ya prestó declaración hace tres semanas en el Juzgado de Ortigueira y reconoció haber vendido los dos inmuebles, aunque señaló que una de las operaciones ya se habia realizado en el año 2009 y la otra unos días antes del embargo. El procedimiento está ahora a la espera de que se resuelvan las alegaciones.

injusticia
José Francisco Morales se muestra muy disgustado por este nuevo revés, que supondrá prorrogar todavía más una espera que se prolonga desde que en 2004 firmaron la compra-venta de la vivienda en fase de construcción. Considera ilógico y totalmente injusto que este promotor –dice que corre por el nombre de Torrente– pueda seguir trabajando y no haga frente a una sentencia que es firme desde hace tanto tiempo. n

Denuncian por insolvencia punible al constructor cariñés condenado por no hacer entrega de un chalé