La cofradía trasladará esta semana sus dependencias a la nave provisional del Mercado

lonxa porto ferrol
|

La Cofradía de Pescadores y Mariscadores de Ferrol finalizará esta semana el traslado de las dependencias a la nave provisional del Mercado Central tras haber recibido ya el visto bueno de la Consellería de Sanidade para poder efectuar en la nueva localización todas las actividades relacionadas con la propia lonja.
Solo restan, según explicó ayer la patrona mayor del pósito, Isabel Maroño, unos flecos para poder concluir el traslado, como la instalación de la línea telefónicao, la colocación de una barandilla para garantizar la seguridad del personal y los compradores, y el desplazamiento de los bins para depositar el marisco que se extraiga antes de las subastas.
Las obras, como se recordará, comenzaron el mes pasado con el vaciado del anexo en el que se depositaban los pertrechos y aparejos de los socios y del espacio destinado a taquillas y vestuarios, así como el vallado perimetral del edificio y la colocación de las cabinas y el material de obra.
No obstante, la actuación, que ejecutará la UTE formada por Xestión Ambiental de Contratas y Construcciones López Cao, no podía comenzar hasta que se desalojase por completo el edificio de la lonja, en el que, como se recordará, la Autoridad Portuaria de Ferrol-San Cibrao invertirá más de 650.000 euros.
La recepción del permiso de Sanidade  no fue el único factor que ha demorado hasta esta semana el traslado a la nave provisional del Mercado. Así, la posibilidad, finalmente frustrada, de realizar una campaña de extracción de vieira condicionó los plazos del cambio.

programa
La lonja de Curuxeiras sufrirá una importante remodelación. Se trata de una nave levantada en el año 1925 que desde finales de la década de los 50 del siglo pasado no ha sido objeto de ninguna intervención de calado más allá de algún pintado.
En un principio se valoró también la opción de derribarla para construir una nueva, pero el factor económico, junto con la convicción de preservar el patrimonio del muelle, lo desaconsejaron y tras un estudio de una filial del grupo vasco Mondragón se optó por un desarrollar un proyecto que, además de adaptar el inmueble a las exigencias sanitarias y de accesibilidad del siglo XXI, permitirá incrementar la superficie útil de la lonja y mejorar la imagen exterior e interior del propio edificio.
El contrato entre el Puerto y la UTE adjudicataria se firmó a comienzos de mayo, con lo que, en teoría, debería cumplirse el plazo de ejecución de seis meses para que los mariscadores pudieran disponer de la nueva lonja en la campaña de Navidad. n

La cofradía trasladará esta semana sus dependencias a la nave provisional del Mercado