El partido ante el Burgos podría ser decisivo para el futuro del cuadro verde

Juancar Fernández, director deportivo, mantuvo una reunión con Silveira Rey y Míchel Alonso j. m.
|

 

La mala marcha del Racing en la competición de liga ha llevado a que comiencen las voces discordantes y que se empiecen a escuchar comentarios sobre el posible cese del entrenador, así como de la posibilidad de realizar variaciones en la plantilla en el mercado invernal para tratar de enderezar el rumbo del conjunto departamental.
En la tarde del lunes, el Consejero Delegado de la entidad, Isidro Silveira Rey, mantuvo una larga reunión con el director deportivo, Juancar Fernández, y con el entrenador, Míchel Alonso, para analizar la situación del equipo y el punto de vista de cada uno, de la que se concluyó que el cuadro verde está por debajo de lo esperado al comienzo de la temporada.
La semana pasada ya existió cierta polémica por las declaraciones de Juancar en las que indicaba que estaba “jodido y ­desilusionado” por la manera de dejar el club del canterano Aitor Pascual, una de sus apuestas de cara al futuro y que no sentaron demasiado bien en el Consejo de Administración.
Esa decisión del club tampoco ha sido demasiado bien acogida por parte de los aficionados, que tampoco comprenden cómo se le pudo dar la libertad.
En la reunión del club, se habló sobre el rendimiento de determinados jugadores, que están en el punto de mira por ser muy inferior al que se esperaba, a la vez que se comentó la posibilidad de ir sondeando el mercado para ver lo que haría falta para intentar mejorar considerablemente las prestaciones en la segunda vuelta, siempre que se llegue al parón navideño con opciones de estar al final de la campaña entre los cuatro primeros clasificados.
Sin embargo, Míchel Alonso no las tiene todas consigo de que el club lo mantenga en su puesto si no es capaz de conseguir la victoria ante el Burgos.

El partido ante el Burgos podría ser decisivo para el futuro del cuadro verde