Endesa renuncia a la terminal del muelle carbonero tras casi 20 años

Muelle de Carbon del Puerto Interior
|

El consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Ferrol-San Cibrao decidió en su sesión ordinaria de ayer aceptar la renuncia de Endesa a su terminal en el puerto interior de Ferrol y liberar así la infraestructura para nuevos tráficos, después de que no hubiesen fructificado las negociaciones emprendidas hace más de un año por la propia compañía energética para buscar una nueva actividad para las instalaciones.
Los responsables de Endesa y del Puerto comenzaron a abordar el futuro de la terminal del comúnmente conocido como “muelle carbonero” desde el mismo momento en que se proyectó y consumó el traslado de la misma al puerto exterior de Caneliñas, en operación comercial desde febrero de 2010. En total, el punto de descarga del puerto interior se mantuvo en funcionamiento poco más de quince años –desde diciembre de 1994–, si bien desde mediados de los 80 existía descarga de mineral importado para abastecer a la planta de Endesa en As Pontes.
El futuro de esta terminal, que cuenta con una amplia explanada –35.100 metros cuadrados de superficie abierta–, un muelle adyacente de 250 metros de longitud y 14 metros de calado, el de mayor capacidad en el interior de la ría, está, por lo tanto, en el aire, si bien es cierto que una parte de la zona venía siendo utilizada en los últimos meses para el almacenamiento de mercancías que en estos momentos son muy relevantes para la industria de la comarca, como la forestal, principalmente la exportación de tronco de eucalipto. El Puerto valora positivamente el hecho de que la disposición de una terminal “de alta capacidad” para nuevos tráficos, puesto que abre “posibilidades de asentamiento de nuevos operadores que pueden contribuir a reactivar la actividad industrial de la zona.
Las opciones de encontrar un nuevo operador aumentarán cuando esté concluida la ampliación de la red ferroviaria interna, que se prolongará 1.775 metros hasta el cerramiento del Fernández Ladreda, en el extremo opuesto de la terminal. n

Endesa renuncia a la terminal del muelle carbonero tras casi 20 años