Las áreas de Cooperación y Cultura suman fuerzas para dinamizar la vida del campus

Ciclo de cine y derechos humanos J.L.BÚA
|

Las suyas son actividades de extensión universitaria, propuestas complementarias de la formación académica a través de las que se pretende dar respuesta a las demandas de alumnos, profesores y PAS –y también de la ciudadanía en general– en diferentes ámbitos. Con este objetivo, departamentos como el Área de Cultura o la Oficina de Cooperación y Voluntariado (OCV) de la UDC se esfuerzan curso tras curso en diseñar variadas acciones que consigan suscitar el interés de la ciudadanía en general.
A finales del pasado año, y por primera vez, estos dos servicios del campus de Ferrol –que comparten ubicación en el Centro Cultural Universitario de Esteiro– decidieron sumar fuerzas para contribuir a la dinamización del campus local, en el que, según apunta Vanessa Míguez, técnica de la OCV, “se echa de menos una mayor asistencia a las actividades”.
Para ello promovieron la organización de un ciclo donde el cine y los derechos humanos van de la mano. “El propósito es reivindicar los derechos fundamentales pero teniendo también en cuenta la calidad de las películas”, comenta David Castro, el responsable de Cultura en el campus ferrolano. “Se trata de que los filmes no sean simplemente pretextos para vehicular los temas, sino textos artísticos que no se agoten en la mera transmisión de información, convirtiéndose en auténticas experiencias éticas y estéticas para los asistentes”, añade.
El ciclo combina así obras clásicas y actuales en las que se abordan cuestiones que van desde las relacionadas con las migraciones, la diversidad sexual, el trabajo o los desahucios. Tras la sesión inaugural en el mes de diciembre con la proyección del documental “O Mundo tras Julius” –que contó con la participación de los propios autores– ayer tuvo lugar la segunda de las proyecciones, con el pase de “El círculo” (Dareyeh, Jafar Panahi, 2000).
El ciclo se prolongará hasta el 13 de julio con una proyección mensual. La siguiente (“Todos nos llamos Alí”, 1974) será el 9 de febrero. La entrada es totalmente libre y gratuita. Además, la idea es que cada sesión incluya, junto a la propia proyección, una actividad complementaria.
Al margen de esta iniciativa conjunta, que ambos técnicos definen como muy positiva, cada uno de los departamentos perfila en la actualidad la oferta de actividades propias que desarrollarán en el segundo cuatrimestre, donde los cursos formativos centrarán, en ambos casos, buena parte del calendario.

intercambio
Además, la técnica de la OCV participará la próxima semana en un intercmabio, dentro del programa Iacobus, con la universidad portuguesa  do Minho para compartir experiencias universitarias en materia de cooperación al desarrollo.

Las áreas de Cooperación y Cultura suman fuerzas para dinamizar la vida del campus