Agentes de la Policía dicen que el relato del Moracho podría encajar con los testimonios recogidos

Manuel Salazar, ayer entrando en la sala de la Audiencia | javier alborés
|

La Audiencia de A Coruña acogió ayer la tercera sesión del juicio contra Manuel Salazar, alías “Moracho” por la muerte a causa de un navajazo de Jesús Rivero en una fiesta de cumpleaños en marzo de 2016.

Los primeros agentes de la Policía Nacional que llegaron al lugar del suceso relataron que se encontraron con una gran tángana dentro del restaurante en el que se celebraba el evento, pero que la víctima ya no estaba presente.


Algunos de los policías señalaron que la versión del Moracho, que sostiene que el navajazo se produjo cuando una multitud de gente empujó a la víctima hacia él mientras sostenía el arma a modo de defensa, podría encajar con los testimonios recogidos inmediatamente después de la pelea. Hoy será el turno de los forenses, se presentarán los informes periciales y comparecerán facultativos a petición de la defensa.

Agentes de la Policía dicen que el relato del Moracho podría encajar con los testimonios recogidos