Tres puntos que hay que sumar

pabellón de Esteiro partido femenino de fútbol sala entre el Valdetires y el Viaxes Amarelle
|

Cuatro partidos para finalizar la liga regular y solo dos puntos de ventaja sobre el Soto del Real hacen que el mes de mayo sea de vital importancia para las aspiraciones del Valdetires de proclamarse campeón de su grupo y, con ello, garantizarse un puesto en la promoción de ascenso.


Para alcanzar esta meta, las ferrolanas deben extremar sus precauciones y no cometer errores en partidos como el que esta tarde, a las 18.00 horas, disputan en Esteiro. Un duelo vital, porque en casa no se les pueden escapar puntos, pero también porque su adversario, el Segovia, aunque no se juega ya nada, es uno de los conjuntos más complicados de los que se presentan en su horizonte.

No en vano, en la primera vuelta, el cuadro castellanoleonés generó tantas complicaciones a las pupilas de Manuel Lombardía que logró retener un punto en un partido que se cerró con empate a siete tantos. Esa contienda es un recuerdo fresco que el Valdetires no debe perder de vista para no cometer los errores de entonces y poder desplegar el juego que más le beneficia.

Para la contienda, el conjunto ferrolano cuenta con las conocidas bajas de Izu y Nerea. Además, Belén, aunque regresa al equipo tras su lesión, todavía no está al cien por cien y su concurso es duda. Algo similar a lo que sucede con Lidia Mesías, convaleciente aún de un esguince que hace que su presencia esta tarde en la pista de Esteiro esté más que cuestionada.


Muchos problemas para una plantilla corta, que está fajándose al límite de sus fuerzas para mantener el nivel en esta recta final del campeonato. Una liga regular en la que trata de mantener esa ventaja de dos puntos en cuatro encuentros ante formaciones que ya no tienen grandes aspiraciones en la mayoría de los casos. Un hecho que, sin embargo, les aporta un plus de complicación, “para que no caigamos en la relajación”, advierte Lombardía.

Tres puntos que hay que sumar