La curiosidad de los pequeños por la ciencia

Diario de Ferrol-2015-01-27-011-26729c1a_1
|

“Aprender ciencia haciendo ciencia es completamente viable en la escuela Primaria”. Absolutamente convencidas de esta premisa, las profesoras del colegio Valle Inclán Isabel Calvo y Elena López Nores decidieron embarcar a sus alumnos, los de 2º y 3º de Primaria, respectivamente,  en sendos proyectos científicos con los que concurrirán al XVI Premio Luis Freire de Investigación Científica en la Escuela.
Se trata de una convocatoria promovida por el Concello de A Coruña en colaboración con la Asociación de Amigos de la Casa de las Ciencias y la Fundación Barrié con el fin de fomentar actitudes positivas hacia el ámbito científico, dando respuesta a cuestiones que tengan relación con hechos o procesos de nuestro entorno más inmediato y de la vida cotidiana.
Y eso fue lo que hicieron. La clase de 2º optó por el campo de la genética sobre los ojos y el pelo, para investigar “cómo somos y de donde venimos”. Tal y como explica la tutora del grupo, “fue un proceso muy interesante en el cual se involucró la familia, pues teníamos que investigar el color de los ojos y del pelo de los padres y abuelos, para saber de donde procede el color de cada niño”.

dirección
El trabajo estuvo dirigido por Vanesa Fonte, alumna del Grado universitario en Educación Primaria que entre los meses de septiembre y diciembre realizó las prácticas en el centro educativo ferrolano. A lo largo de esos tres meses, los alumnos llevaron a cabo diferentes sesiones en las que actuaron como auténticos científicos.
La formulación de preguntas, la investigación para dar respuesta a las mismas y el análisis de la información obtenida para llegar a conclusiones formaron parte así del método seguido por los pequeños, que también crearon árboles genealógicos como base para su investigación así como un vídeo representativo de todo el proceso.
El proyecto del grupo de 3º de Primaria, del que Elena López Nores es tutora, se centró en el estudio de la formación del moho en tres tipos de pan diferentes –natural, baguette y de molde– y con cuatro condiciones ambientales también distintas –seco, al vacío, sin luz y en un ambiente humedecido–.
Todo para intentar dar respuesta a la pregunta planteada para concurrir al certamen Luis Freire: “¿Qué tipo de pan forma antes el moho y qué factores influyen?”. La medida de la temperatura diaria del aula, el registro de los datos, la búsqueda de información sobre el moho y la creación de unos muñecos para representar el crecimiento de las hifas y de los micelios del moho para crear en la técnica stop motion un vídeo de todo el proceso de observación fueron las tareas a las que hicieron frente los pequeños en el marco del proyecto.
La conclusión: fue el pan que no tiene conservantes, primero la baguette y el natural prácticamente a la vez, el primero en formar moho, “y por último el pan de molde con conservantes y en ambiente humedecido a una temperatura que oscila entre 12 y 18 grados”, resumen los autores. Es decir, añaden, “que en esta investigación priman las condiciones ambientales en lugar de los ingredientes”.

certamen
Las dos propuestas concurrirán al certamen Luis Freire, ya que “el hecho de poder presentar a los niños a un concurso y que ellos lo vean como algo realmente serio e importante les hace sentir que forman parte de un todo que debe trabajar en la misma dirección”, señala Isabel Calvo. La convocatoria entregará premios a las tres mejores propuestas.

La curiosidad de los pequeños por la ciencia