El Universitario espera olvidar sus malos resultados

|

 Primero su tercera derrota consecutiva –tras siete victorias seguidas– y, después, la marcha de Eleonora Laffi... está claro que este mes de enero no está siendo el mejor para un Universitario que, sin embargo, cuenta con los argumentos necesarios para revertir esta situación. De forma casi inmediata, la entidad departamental resolvió la segunda parte de esta ecuación “repescando” –ya había estado en el club hace tres temporadas– a la norteamericana Kate Mills –ya tiene el visto bueno de la FEB para jugar– y ahora, frente al Adba Avilés, espera poner punto y final a su mala racha.

El Universitario ha racionalizado sus derrotas, valorando la entidad de los rivales ante los que se produjeron, pero también su propia situación y ha llegado a la conclusión de que nada ha cambiado respecto al equipo que comenzó de forma tan brillante el campeonato. Por eso, la línea de trabajo a seguir es la misma y las jugadoras siguen mostrando la misma confianza en la labor realizada hasta el momento. Eso sí, para seguir optando a estar entre los mejores debe “espabilar” y no dejarse por el camino más victorias pues, entre el tercer puesto que ocupa –está empatado a siete victorias con el Al- Qazeres– y el antepenúltimo –en manos del Universidad de Valladolid– solo hay tres triunfos, o lo que es lo mismo, al margen del líder invicto Cortegada, el resto de equipos se mueven en un margen mínimo que puede dejar a las ferrolanas fuera del play-off si no están atentas.

Raquel Montiel será la única ausencia del Universitario en un choque ante un equipo irregular pero capaz de sorprender.

 

El Universitario espera olvidar sus malos resultados