El papel reciclado se utiliza cada vez más

Imprenta online
|

El papel es un material de uso cotidiano, que se hace indispensable para la vida moderna. Lo encontramos en cajas de cereales, dinero, libros, tickets de aparcamiento, pañuelos de papel y un largo etcétera. Sin embargo el impacto medioambiental que genera esta industria, ha propiciado la creación de leyes medioambientales que regulen su actividad.

Gracias a estas normativas y regulaciones que protegen al ambiente, cada día se adquiere mayor conciencia de la necesidad de reciclar. Reciclar papel es muy sencillo, y es por esto que son muchas las empresas e industrias que se dedican a esto. Para saber más sobre una iniciativa comprometida con el reciclaje, seguir este enlace: https://imprentaonline-naturaprint.com/.

Para producir papel se necesitan grandes cantidades de celulosa, por lo que se deben talar millones de árboles cada año a nivel mundial. La industria del papel produce papel y pasta de papel en general, además de otros derivados altamente contaminantes que causan un impacto negativo en el medio ambiente y en la salud de las poblaciones cercanas a las plantas de tratamiento.

La fabricación de papel es necesaria porque todos lo necesitamos y lo usamos,  pero hay métodos muchos menos dañinos para producir este producto, solo que las industrias no los utilizan porque es una tecnología más cara. Por esto, el papel reciclado es un negocio  y una alternativa ecológica a seguir, que evita contaminar con los procesos productivos agresivos propios de la segunda generación industrial.

Las plantas de procesamiento de papel reciclado utilizan el papel como materia prima. El papel es triturado con agua en un gran contenedor que actúa como mezclador de fibras separando las hojas de papel unas de otras. La pasta resultante pasa a través de pantallas y otros procesos de separación para eliminar residuos, tales como tinta, arcillas, tierra, plástico y metales.

La cantidad de contaminantes aceptables depende del tipo de papel que se vaya a producir. Los procesos para blanquear utilizan sistemas especiales ayudados por jabones u otros agentes activos para lavar o frotar la tinta. La fibra recuperada se utiliza para elaborar nuevos productos de papel hechos totalmente de fibra recuperada (es decir, 100% reciclada) o de una mezcla de fibra virgen y fibra reciclada. La fibra no puede, sin embargo, ser reciclada una y otra vez. Generalmente se acepta que una fibra sea utilizada de cinco a siete veces antes de que sea demasiado corta para ser utilizable en productos de papel nuevos.

El papel de oficina reciclado posee fibras largas de celulosa, material que tiene mayor flexibilidad para el reciclado, ya que puede ser utilizado para producir nuevos productos de papel que utilizan cualquiera de las fibras largas o cortas. El papel recuperado con fibras de celulosa cortas (como periódicos) sólo puede ser reutilizado en otros productos que utilizan las fibras cortas de celulosa. Por esta razón, el papel recuperado con fibras largas es el de mayor valor que el papel recubierto con fibra corta.

Algunas fábricas utilizan ambas fibras reciclada y virgen para hacer papel. Estos suelen procesar la madera virgen, e incorporar fibra recuperada mediante la compra de fardos de pasta de papel reciclado. La demanda de los clientes, la conciencia ambiental y la economía son algunas de las razones por las que las fábricas añaden fibra recuperada a sus productos.

Uno de los objetivos que todos debemos tener, es lograr el uso consciente de este material y ser responsables al usarlo evitando malgastarlo en cantidades innecesarias y fomentar así mismo el uso de papel reciclado. El reciclado del papel se ha vuelto una necesidad, estas son algunas buenas razones para su uso:

  • Se usan aproximadamente 324 litros de agua para fabricar 1 kilogramo de papel.

  • El promedio mundial de consumo de papel por persona al año es de 40 kg.

  • La industria papelera consume un tercio de la demanda mundial de combustibles fósil y es una de las que más agua de lagos o estanques utiliza.

  • Por cada tonelada de papel que se recicla se salvan unos 17 árboles.

  • Además, el papel reciclado utiliza un 60% menos de energía que el papel nuevo a fabricarse.

  • Ahorro considerable de espacio en los vertederos de basura.

  • La industria papelera usa grandes cantidades de cloro como blanqueador, que es altamente contaminante.

  • Reduce las emisiones de gases de efecto invernadero que pueden contribuir al cambio climático

  • Fabricar papel nuevo genera  dioxina, sustancia cancerígena, mutagénica y teratogénica.

En conclusión la producción de papel es una de las principales causas de la deforestación. Alrededor del 35% de los árboles que son talados se utilizan con este fin. Si se consiguiera reciclar tan solo la mitad del papel que se produce se podrían salvar más de 80.000 km2 de bosques. Recordemos que los bosques son los pulmones del planeta, y todos tenemos el deber de ser responsables con nuestra huella ecológica.

El papel reciclado se utiliza cada vez más