O Parrulo no pudo frenar el poderío del Barcelona

Un jugador del conjunto local trata de arrebatar el balón a otro del Barcelona | jorge meis
|


El cuadro catalán comenzó el partido poniendo mucha intensidad, pero el conjunto ferrolano se defendía bien y apenas podían poner en apuros a Illi.
A los tres minutos del partido, una buena combinación de Chano con Rubi Lemos, permitió a este cruzar el esférico lejos del alcance de Juanjo, para poner por delante a la escuadra departamental.
Ese tanto levantó a los aficionados locales y a los pupilos de Diego Ríos, que aguantaban el ritmo con constantes cambios, ante la exigencia que les ponía su rival, que desgastaba mucho al equipo.
El Barcelona encerró a O Parrulo en su parcela con un asedio constante, que encontró premio, en el minuto 12, con un disparo de Dyego.
El equipo ferrolano empezaba a acusar el esfuerzo y, solo tres minutos más tarde, en un robo de balón, Sergio Lozano se lo cedió a Ferrao para que adelantase a su formación.
El mazazo fue mayor para el cuadro local ya que, en la siguiente jugada, Sergio Lozano colocó el balón en la escuadra para situar el 1-3.
Diego Ríos colocó portero-jugador en los últimos minutos para intentar recortar la desventaja, pero apenas tuvo opciones de poner en peligro al portero contrario
De esa forma, se llegó al final de la primera parte con el resultado de 1-3, a favor de la escuadra catalana.
El segundo tiempo, O Parrulo salió nuevamente con portero-jugador y dispuso de tres claras oportunidades para acercarse en el tanteador, pero Juanjo estuvo muy acertado en sus intervenciones.
Por contra, en el minuto 29, un rechace propició que Boyis anotase el cuarto gol visitante, desde su propia cancha.
Esa jugada enfrió un poco el ambiente, peso a los intentos de los futbolistas ferrolanos por volver a meterse en el encuentro, aunque muchas veces era más a través del corazón que de la cabeza.
Sin embargo, a falta de cuatro minutos para el final del encuentro, un robo de balón del conjunto departamental permitió a Chano anotar la segunda diana y volver a dar emoción a la recta final del choque.
Se pudo apretar todavía más el marcador, en el minuto 39, con un lanzamiento de falta de Adri, que se estrelló en el larguero y, en el rechace, Dyego marcó el quinto tanto visitante. De esa forma, se llegó al final de la confrontación con el triunfo del Barcelona por el marcador de 2-5, algo más abultado de lo que se vio en la cancha. l

O Parrulo no pudo frenar el poderío del Barcelona