La compañía dice que el acuerdo del 99 “no puede prevalecer sobre la ley actual”

|

Navantia se manifestó ayer por primera vez públicamente sobre el conflicto esgrimiendo un informe de sus servicios jurídicos en los que se dice que “un acuerdo de intenciones entre empresa y sindicatos formalizado 14 años atrás no puede prevalecer sobre la ley actual”. Añade que la actual vigente sobre los procedimientos de contratación “obliga a la adjudicación de contratos a la oferta económicamente más ventajosa y limita claramente la posibilidad de que las empresas subcontratistas adquieran el carácter de compañía auxiliar estable”, a diferencia, señala, “de la situación existente en el momento de la firma” (1999).
El documento precisa, asimismo, que el marco actual “impide que los contratos tengan una duración ilimitada”. En ese sentido, puntualiza, “una injerencia de Navantia más allá de lo permitido atentaría contra la libertad de contratación de las empresas”.
“Por el tiempo transcurrido”, prosigue el informe, “la situación económica y laboral actual resulta totalmente diferente a la existente en el momento de dicho acuerdo” y considera que la “interpretación del acta en el sentido pretendido de garantía de empleo sería contraria a los principios de igualdad y no discriminación, pues supondría un privilegio en la contratación”.
Navantia asegura asimismo “lamentar la situación de estos trabajadores”, pero subraya que no son personal de Navantia y que han accedido al astillero “sin autorización”. n M.M.

La compañía dice que el acuerdo del 99 “no puede prevalecer sobre la ley actual”