Fin de fiesta para A Malata

Coruxo Fútbol Club-Racing Club Ferrol 36ª jornada, Segunda División B, grupo 1, de fútbol O Vao Atlántico Diario (29-4-2017) TEXTO: Joselu realiza un disparo ante la entrada de un rival
|

El fútbol se despide esta tarde de A Malata por esta temporada. El partido que el Racing disputa ante el Boiro esta tarde –17.00 horas, A Malata– es el último que el equipo ferrolano jugará como local. Y, dado que no habrá actividad más allá de la liga regular, este encuentro supone el primer adiós de una temporada gris, que arrancó con la idea de que el cuadro verde se clasificase, por cuarta campaña consecutiva, para la fase de ascenso a Segunda, que se complicó hasta el punto de comprometer su continuidad en la categoría de bronce y que se ha aclarado en el tramo final de la liga regular con una recuperación que, al menos, lo sitúa en buena disposición para meterse en la próxima edición de la Copa del Rey. 
Ganar es lo que pretende el Racing en el partido de esta tarde, ya que clasificarse para el torneo del KO maquillaría la temporada y, además, supondrá un alivio económico para el club ferrolano. Además, el hecho de ser el último encuentro del campeonato en A Malata y el mal recuerdo del anterior compromiso como local –un empate sin goles frente al Somozas en el que el cuadro verde cuajó una primera parte de lo peor de la temporada– invitan al equipo ferrolano a ofrecer un buen rendimiento para sellar su objetivo, por un lado, y para reconciliarse con su afición después del “maltrato” que supuso aquel encuentro.
También para el adversario de hoy del Racing el encuentro es importante, pero por otros motivos. El Boiro, metido en los puestos de descenso a Tercera, necesita sumar –si puede ser los tres puntos– para jugarse la continuidad en Segunda B la próxima semana en su campo ante un rival directo como el Burgos. La sorprendente victoria que logró hace dos semanas en el feudo del entonces líder, el Celta B, y el empate de hace poco menos de un mes en el feudo del ahora segundo, el Racing de Santander, dan cuenta de que puede ser un visitante peligroso. Además, la necesidad será un arma a su favor, puesto que una derrota podría llegar a suponer su descenso a una jornada para el final de la liga.
Estos ingredientes harán del partido de esta tarde un derbi a la vieja usanza, repleto de emoción e incertidumbre. l 

Fin de fiesta para A Malata