El PP veta el intento de los socialistas de interpelar a Rajoy sobre Bárcenas

la diputada del pp celia villalobos conversa con el presidente del congreso, jesús posada efe
|

La Mesa del Congreso, con la mayoría del PP, rechazó ayer la petición del PSOE de convocar un pleno extraordinario para interpelar al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, por el caso “Bárcenas”, así como crear una comisión de investigación sobre la supuesta financiación ilegal.

La Mesa, en una reunión celebrada ayer para ultimar los asuntos que trataría la Diputación horas después, acordó rechazar la petición socialista que suponía un primer paso para votar la reprobación del presidente del Gobierno. Las interpelaciones no se pueden dirigir al presidente del Gobierno, según el reglamento de la Cámara, como explicó el secretario general del grupo popular en el Congreso, José Antonio Bermúdez de Castro.

El punto 7 del orden del día de la Diputación incluía la petición del PSOE para la celebración de una sesión extraordinaria del Pleno del Congreso con el debate de una interpelación urgente al presidente del Gobierno sobre “las responsabilidades políticas derivadas de las falsedades vertidas en sede parlamentaria en relación con el escándalo de financiación ilegal del PP”.

El portavoz popular en la Diputación Permanente, Carlos Floriano, desestimó las iniciativas al considerar que una comisión de investigación, como pide el PSOE, “es lo peor” en medio de una investigación judicial y no modificaría las conclusiones que “ya tienen redactadas” los socialistas.

Rechazó una nueva comparecencia de Rajoy porque ni el Parlamento ni el país están para “despejar las dudas de liderazgo” del PSOE, en alusión a la comparecencia de Rajoy del 1 de agosto, en la que según Floriano, Alfredo Pérez Rubalcaba perdió el debate.

derrota

No será, se preguntó, que los socialistas no aceptaron su derrota electoral y “quieren seguir agarrados a Bárcenas” porque es lo más rentable para su partido.

Insistió en que las cuentas del PP son públicas y transparentes, como deberían ser –apuntó– las de todos los partidos, sindicatos y otras organizaciones, ya que evidenciaría la situación de los ERE en Andalucía, las facturas “falsas” de UGT o los datos económicos de algunas agrupaciones de IU y UPyD.

En defensa de la creación de una comisión de investigación, la portavoz socialista, Soraya Rodríguez, dijo que es necesaria porque las acusaciones son “verdaderamente graves” y al mismo tiempo apoyó la iniciativa de la Izquierda Plural de que Rajoy dé de nuevo explicaciones en el Congreso porque “ocultó hechos ciertamente relevantes” y tuvo un “silencio cómplice”.

Según dijo, es muy importante que explique en sede parlamentaria que “no ha mentido” después de las nuevas informaciones aparecidas posteriormente. Pidió al PP que reflexione en su “huida a ninguna parte” porque, de persistir, arrastrará a todos los españoles.

También cree que Rajoy ha mentido el portavoz de la Izquierda Plural, Cayo Lara, quien piensa que debe volver a comparecer para responder a varias cuestiones que el 1 de agosto no contestó. Entre ellas, mencionó que Rajoy no se querellara contra Luis Bárcenas, que negara “sistemáticamente” la relación con el extesorero o que “nadie en el PP” se diera cuenta de que este llegó a acumular 48 millones de euros en diversas cuentas.

Ni CiU ni el PNV apoyan la creación de una comisión de investigación al entender que al estar la causa judicializada no serviría de nada más allá de un intercambio de “golpes bajos.

Olaia Fernández (BNG) señaló que la comparecencia de Rajoy no solo es necesaria sino urgente, a la vista, entre otras cosas, de los nuevos datos sobre el caso.

El PP veta el intento de los socialistas de interpelar a Rajoy sobre Bárcenas